Woody Allen (Fuente Externa)

SD. Uno de los cineastas más destacados de todos los tiempos, el norteamericano Woody Allen, dueño de un humor ácido, lúcido y sarcástico, ha demandado a Amazon Studios por 68 millones de dólares, según un informe de la revista Variety.

Según se queja el director neoyorkino, el estudio produjo su nuevo filme –‘A Rainy Day in New York’– que terminó hace seis meses, y decidió congelarlo tras resucitar la polémica sobre sus presuntos abusos sexuales.

El director firmó un contrato exclusivo con Amazon Estudios por cinco películas o series. La primera ya se emitió en Amazon Prime: ‘Crisis in Six Scenes’.

‘A Rainy Day in New York’– se rodó tras estallar el movimiento Me Too y resucitar el escándalo por los supuestos abusos de Woody Allen a su hijastra.

Según Variety, el director denuncia ahora a Amazon en los tribunales por incumplimiento de contrato y daños a su honor.

Allen alega en la demanda que Amazon ha dado «vagas razones» para justificar el ‘retraso’ del estreno de ‘A Rainy Day in New York’, protagonizada por Timothée Chalamet, Selena Gomez, Jude Law y Elle Fanning.

Cuando volvió a salir al aire el tema del escándalo sexual de Allen, sus actores Timothée Chalamet, Rebecca Hall y Griffin Newman, se distanciaron de él de manera preventiva y donaron sus salarios a organizaciones benéficas como RAINN y el Fondo de Defensa Legal de Time’s Up.

En cambio Jude Law tuvo otra actitud. «Es una vergüenza terrible», dijo sobre el hecho de que la película fuese engavetada. «Me encantaría verla. La gente trabajó muy duro y puso mucho, obviamente él mismo [Allen] incluido», dijo entonces a The New York Times. Law lamentó el hecho de que Un día lluvioso en Nueva York probablemente nunca viera la luz del día.

Law dijo que no hizo nada similar a los demás que se habían distanciado del director de Manhattan, porque «realmente no quería involucrarse, para ser honesto».

«Simplemente no creo que fuera mi lugar para comentar, y es una situación demasiado delicada», expreso el actor. «Siento que ya se ha dicho suficiente al respecto. Es un asunto privado. [En cuanto a trabajar con Allen de nuevo], no lo sé. Tendría que considerar cuidadosamente».

Si bien muchas estrellas dibujaron una línea en la arena con Allen, dijeron que nunca volverían a trabajar con él (estrellas como Greta Gerwig, Michael Caine y Colin Firth), otras han sido más tibias. Cate Blanchett y Penélope Cruz, quienes ganaron el Oscar después de protagonizar las películas de Allen, optaron por no comentar directamente sobre el tema, aunque ambos dijeron que el caso de Farrow debería ser examinado nuevamente por expertos legales.

«Tenemos una colección de titulares que dicen que este actor volvería a trabajar con él, y este dijo que no lo harían, esto no cambia nada», dijo Penélope Cruz en junio del 2018. «Esto no agrega nada bueno a la situación. Se supone que debemos creer en la justicia, y esto se vio hace años, y no está claro. Debería mirarse de nuevo, y luego puedo dar una respuesta».

De cualquier manera, existe otra película bajo el mismo título, producida por Amazon Studios, y dirigida por Marc Webb, y que estaba programada para salir al mercado en agosto del pasado año 2018, que tenía el mismo título que la de Woody Allen y luego se cambió a The only living boy in New York.

Hay quienes desde un extremo, no admiten que se pueda hacer pública una obra de arte de alguien que ha estado relacionado con este tipo de escándalos. Hay, en cambio en otro extremo quienes piensan que este nuevo maccarthismo cultural lo que hace es limitar la libertad de expresión por un lado y por otro limita el acceso a importantes obras de arte que sí aportan a la evolución del arte y la cultura universal, como es el caso de Woody Allen.

Esperamos tu comentario