La foto es de abril del 2020, cuando los artistas seguían en huelga tras un año sin acuerdos (Foto: cortesía de MetroRD)

Estimado Presiden Luis Abinader: la Ley de Mecenazgo es tal vez la herramienta de mayor alcance en cuanto a política cultural que ha logrado en su historia República Dominicana como país, junto a la Ley de Cine.

Los días 13, 14, 15, 18 y 21 de agosto del 2020 publiqué en el periódico Nota Clave un reportaje en cinco partes titulado La ley de Mecenazgo, su necesidad, su reto. Aquí los links:

https://notaclave.com/criticarte-la-ley-de-mecenazgo-su-necesidad-su-reto-i/

La segunda parte:

https://notaclave.com/criticarte-la-ley-de-mecenazgo-su-necesidad-su-reto-ii/

La tercera parte:

https://notaclave.com/criticarte-la-ley-de-mecenazgo-su-necesidad-su-reto-iii/

La cuarta parte:

https://notaclave.com/criticarte-la-ley-de-mecenazgo-su-necesidad-su-reto-iv/

Y la quinta parte:

https://notaclave.com/criticarte-la-ley-de-mecenazgo-su-necesidad-su-reto-v/

Todo lo que pueda decir sobre la ley está dicho ahí. De entonces acá han pasado cosas muy importantes. Pero la mas importante de todas es que lo único que falta es que Ud. estampe su firma en el Reglamento de la Ley de Mecenazgo.

El sector artístico ha sido uno de los más golpeados por la pandemia. La buena voluntad de la ministra Carmen Heredia ha hecho que se abran las puertas de los teatros más simbólicamente que otra cosa.

Sin embargo, ya falta menos para que la apertura sea real, gracias a las vacunas.

La Ley 340.19 cuyo nombre completo es largo: «Ley mediante la cual se establece el régimen de incentivo y fomento del Mecenazgo Cultural en la República Dominicana», es un sueño acariciado aún más largamente que el propio título.

La clase artística es un pescado en tarima, boqueando aire a duras penas y con los ojos abiertos, vidriosos.

Sabemos que son grandes los retos que tiene por delante el gobierno que Ud. encabeza y que son más apremiantes otros temas. Sin embargo, le recuerdo que de haber estado funcionando ya la Ley de Mecenazgo con su Reglamento, y la estructura necesaria, no hubiese ocurrido la repartición de 100 millones de pesos de manera errática y torpe.

Cosas así duelen cuando el sector cultural no son solamente mis amigos músicos, sino también los teatristas, bailarines, artistas plásticos, escritores, realizadores de radio y televisión y todo el personal que sirven de apoyo para que una obra de arte sea una realidad y para que la cultura que es el escudo de República Dominicana, pueda servir de aliento para las heridas de la pandemia, y pueda servir de motivo de crecimiento y de fe en un futuro de verdad posible.

Estimado Presidente, esperamos con ansias su firma en el Reglamento de la Ley de Mecenazgo.

Hay que comenzar a trabajar ya para que la Ley de Mecenazgo sea la vacuna ideal en la Cultura, en el tiempo de la postvacuna.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here