Jack Ma criticó el régimen y ahora estaría pagando las consecuencias (Fuente externa)

No se sabe quién tomará la decisión final sobre su salida, ya que las fuentes afirmaron a Reuters que se esperaba que la participación del fundador se vendiera a los inversores de Ant Group o de Alibaba de forma prioritaria para liberar cuanto antes la situación, pues el chivo expiatorio es Jack Ma, una figura que es contra producente a la política de los comunistas chinos.

La semana pasada se alertaba acerca de la multa récord que el régimen chino le había bajado al mismísimo Jack Ma, el multimillonario fundador de Ant Group. Ahora un despacho de la agencia Reuters dice que el magnate podría renunciar a su participación en la empresa, lo cual estaría discutiéndose internamente en la empresa, de modo que se estarían explorando opciones para que el fundador desinvierta su participación en el gigante de la tecnología financiera y ceda el control, ya que las reuniones con los reguladores chinos señalaron a la compañía que la medida podría ayudar a trazar una línea bajo el escrutinio de Beijing de su negocio, según un fuente familiarizada con el pensamiento de los reguladores y dos personas con estrechos vínculos con la empresa.

Reuters informa por primera vez los detalles de la última ronda de reuniones y las discusiones sobre el futuro del control de Ant por parte de Ma, ejercido a través de una estructura complicada de vehículos de inversión. El Wall Street Journal había informado anteriormente que Ma se había ofrecido en una reunión de noviembre con los reguladores a entregar partes de Ant al gobierno chino.

Fachada de la empresa Alibaba (Fuente externa)

Funcionarios del Banco Popular de China (PBOC, banco central de ese país) y el regulador financiero de la Comisión Reguladora de Banca y Seguros de China (CBIRC) mantuvieron conversaciones entre enero y marzo con Ma y Ant por separado, donde se discutió la posibilidad de la salida del magnate de la empresa, según relatos proporcionados por la fuente familiarizada con el pensamiento de los reguladores y una de las fuentes con estrechos vínculos con la empresa.

«La desinversión de la participación del Sr. Ma en Ant Group nunca ha sido objeto de discusiones con nadie», dijo un portavoz de Ant en un comunicado.

Según la mencionada agencia de prensa, una de las fuentes con vínculos con la compañía, La compañía esperaba que la participación de Ma, que vale miles de millones de dólares, pudiera venderse a los inversores existentes en Ant o su filial de comercio electrónico Alibaba Group Holding Ltd sin involucrar a ninguna entidad externa, dijo .

Pero la segunda fuente también con conexiones de la compañía dijo que durante las discusiones con los reguladores, a Ma le dijeron que no se le permitiría vender su participación a ninguna entidad o individuo cercano a él, y que en cambio tendría que salir por completo. Otra opción sería transferir su participación a un inversionista chino afiliado al estado, dijo la fuente.

Cualquier movimiento necesitaría la aprobación de Beijing, dijeron ambas fuentes con conocimiento del pensamiento de la compañía, dice el despacho de Reuters.

Los relatos proporcionados por las tres fuentes son consistentes en términos del cronograma de cómo han evolucionado las discusiones en los últimos meses. Por el lado de la empresa, una fuente dijo que Ma se reunió con los reguladores más de una vez antes del Año Nuevo chino, que fue a principios de febrero. Y la segunda fuente dijo que Ant comenzó a trabajar en opciones para la posible salida de Ma hace un par de meses. La fuente familiarizada con el pensamiento de los reguladores dijo que Ant les había dicho a los funcionarios durante una reunión antes de mediados de marzo que estaba trabajando en opciones.

La fuente familiarizada con el pensamiento de los reguladores tiene conocimiento directo de las conversaciones entre Ant y los funcionarios, mientras que una de las fuentes con vínculos con la empresa ha sido informada sobre las interacciones de Ma con los reguladores y los planes de Ant. El otro tiene conocimiento directo de las discusiones de Ant sobre opciones. Todos solicitaron el anonimato por lo delicado de la situación.

Las discusiones de alto riesgo se producen en medio de una renovación de Ant y una represión regulatoria ampliada y más profunda sobre el sector tecnológico de China, que se puso en marcha después de las críticas públicas de Ma a los reguladores en un discurso en octubre del año pasado.

La salida de Ma podría ayudar a despejar el camino para que Ant reviva los planes de hacer ofertas públicas, que se estancaron después del discurso del magnate. La compañía estaba a punto de recaudar un estimado de $ 37 mil millones en lo que habría sido la oferta pública inicial más grande del mundo, abortó sus planes el día después de la reunión de Ma con los reguladores el 2 de noviembre del 2020.

Lo que hizo caer en desgracia a Ma

Jack Ma estaría dispuesto a dejar sus empresas para salvarlas (Fuente externa)

Es obvio que Jack Ma ha caído en desgracia. El Partido Comunista Chino no puede soportar que alguien le quiera torcer el brazo. Jam Ma cayó en desgracia después de la crítica que hizo pública.

Desde entonces, Beijing ha desatado una serie de investigaciones y nuevas regulaciones que no solo han dominado el imperio de Ma, sino que también se han extendido por todo el sector tecnológico del país, incluidos otros empresarios multimillonarios de alto perfil.

Para Ma, de 56 años, quien también fundó Alibaba y una vez tuvo una reverencia similar a un culto en China, las consecuencias han sido particularmente severas. El magnate se retiró por completo del ojo público durante unos tres meses y ha seguido manteniendo un perfil bajo después de una breve aparición en enero.

El regulador antimonopolio de China multó a Alibaba con una cantidad récord de 2.750 millones de dólares el 10 de abril tras una investigación antimonopolio que descubrió que había abusado de su posición dominante en el mercado durante varios años. Un par de días después, el banco central le pidió a Ant que se convirtiera en una sociedad de cartera financiera, poniéndola en el ámbito de las reglas bancarias que había logrado evitar hasta ahora y le permitía crecer rápidamente.

El directivo pareció desaparecer de la escena hace meses, pero los informes de Financial Times revelaron que estaba manteniendo reuniones con funcionarios reguladores, para más tarde unirse a Vladimir Putin en una videoconferencia, que fue su primera aparición pública desde la sanción récord de Alibaba.

Si bien solo posee una participación del 10% en Ant, Ma ejerce el control sobre la empresa a través de entidades relacionadas. Hangzhou Yunbo, un vehículo de inversión para Ma, tiene control sobre otras dos entidades que poseen una participación combinada del 50,5% de Ant. Yunbo puede decidir todos los asuntos relacionados con Ant y ejercer el poder de voto combinado de las tres entidades, muestra el prospecto.

Ma tiene una participación del 34% en el capital social de Yunbo, según muestra el prospecto.

Una de las fuentes con vínculos con la empresa dijo que hay «una gran posibilidad» de que Ma venda su participación accionaria en Yunbo para salir de Ant, allanando el camino para que la fintech se acerque más a completar su renovación y revivir su cotización.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here