LOS ANGELES. Este año saldrá a la venta el primer celular plegable del mundo, con una pantalla de 7,3 pulgadas. Durante su Conferencia de Desarrolladores, en noviembre pasado, Samsung mostró un prototipo de su Infinity Flex Display, la tecnología que permitirá “abrir” a un celular como si fuera un libro con una pantalla flexible.

A los cubanos les recordará, indefectiblemente, las libretas de abastecimiento cubiertas con plástico, que han sufrido durante al menos mas de medio siglo.

La tecnología celular, que fue anunciada pocos años (Samsung y Lenovo habían presentado prototipos en el 2013 y 2016, incluso como pulsera), ya existe, busca apuntar a un segmento de usuarios que no se acostumbraron a la tablet, pero les gusta un mayor tamaño de pantalla. La capacidad de plegarse y hasta enrollarse, permitirá ver y usar hasta tres aplicaciones al mismo tiempo.

Justin Denison, vicepresidente senior de marketing de productos móviles de Samsung, avanzó que Infinity Flex Display se comenzará a producir en los próximos meses, con el objetivo de salir a la venta este mismo año.

Samsung sufrió una caída del 20% en la venta de smartphones durante el segundo trimestre de 2018. Esta innovación podría ser su salvavidas.

Esperamos tu comentario