La joven soprano dominicano Carmenchú Domínguez (Foto: cortesía The Gazzette)

Este sábado y domingo, la soprano dominicana Carmenchú Domínguez ha cantado óperas de un solo acto, de Giacomo Puccini, en el Celeste Theater del Cornerstone Arts Center de Colorado College, según afirma el periódico The Gazzette, de Colorado Springs.

La muchacha no quiso despertarse un día, mirarse al espejo y preguntarse por qué nunca siguió lo que realmente amaba: la ópera.

Esos fueron los primeros pensamientos de la médico general de 25 años cuando supo que el Conservatorio de Música de Puerto Rico estaba realizando audiciones. Ella dejó todo para ir por su sueño.

«Tu mayor arrepentimiento sería no intentar hacer lo que quieres», dijo Domínguez desde su casa en Chicago al citado periódico el pasado día 17. “Mis políticas más importantes en mi vida son hacer lo que sé que quiero hacer. De eso se trata la vida. No tengo muchos arrepentimientos en la vida, porque veo todo como una oportunidad para aprender», recalcó.

Domínguez debutó en Estados Unidos sábado y domingo en el papel principal de la ópera «Suor Angelica» de Puccini durante el Festival de Artes Vocales del Teatro de la Ópera de los Rockies. «Suor Angelica» se emparejó con «Gianni Schicchi», otra ópera de un acto de Puccini.

Esta es la segunda vez que la nativa de la República Dominicana interpreta el papel de la monja que tiene un hijo fuera del matrimonio. La primera vez en interpretarlo fue en 2013 en el Teatro de la Ópera de Puerto Rico.

«No sabía si sería capaz de realizarlo. Algunas personas solían decir que tienes una voz de Puccini, pero no canté muchas de sus arias. Yo estaba escéptica», dijo. “Con esta ópera, me encontré. Encontré mi voz. Me hizo abrir y verme como un verdadero cantante de ópera. Sabía con certeza que esto era lo que quería hacer el resto de mi vida», aseguró.

Las actuaciones de Puccini son la culminación del Vocal Arts Festival, un evento anual que atrae a colegios, post-universitarios y jóvenes cantantes profesionales de todo el mundo para participar en sesiones de capacitación profesional guiadas por un profesorado, mentores visitantes y artistas locales. El programa fue creado hace más de dos décadas por Colorado College y Martile Rowland, fundador y director artístico de Opera Theatre of the Rockies.

Domínguez se está instalando como cantante de ópera a tiempo completo en los Estados Unidos después de actuar con la Ópera de Puerto Rico, la Ópera al Fresco y la Fundación Opereta. Su esposo también es cantante de ópera con Lyric Opera de Chicago.

«Es una forma de arte tan compleja, especialmente la música Puccini. Es tan cruda. Tus emociones están ahí. Estás derramando tu alma. No hay nada como la voz humana. La voz humana es tan honesta. Es algo muy profundo y personal», dijo a The Gazette, que destacó a la dominicana por encima de los demás participantes del evento que se acaba de realizar.

Esperamos tu comentario