Iljam Alíev (Fuente: cortesía de Kremilin.ru)

Durante un desfile militar en Bakú, el presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, anunció el triunfo de la justicia en Nagorno-Karabaj e insinuó una posible continuación de la guerra, hasta la toma del territorio de Armenia, en lo que significa el regreso al armamentismo y al lenguaje bélico.

En su discurso, Aliyev dijo que allá por los años 80 del siglo pasado, cientos de miles de azerbaiyanos «fueron expulsados ​​de sus tierras natales».

«Zangezur (región de Syunik de Armenia -» MK «), Goycha (Sevan), Iravan (la capital de Armenia, Ereván) son nuestras tierras históricas», dijo el político citado por la agencia de noticias APA.

Aliyev calificó los eventos de los años 90 y la subsiguiente existencia de Karabaj como «ocupación». Describió el regreso de una parte del territorio de la república no reconocida bajo el control de Bakú como «restauración de la integridad territorial».

Al mismo tiempo, Aliyev insinuó que la situación geopolítica actual no le conviene del todo. Recordó que antes había dicho repetidamente: si Armenia «no devuelve nuestras tierras, resolveremos este problema por medios militares».

De este modo, Turquía, que cometió un holocausto a inicios del pasado siglo en Armenia, mediante el cual arrebató una gran parte del territorio a Armenia, entre ellos el bíblico monte Ararat, ahora pretende junto a Azerbaiyán, repetir la historia.

El laborioso pueblo de Armenia, dueño de una rica historia y una maravillosa cultura, merece vivir en paz.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here