Captura de pantalla de la pizarra mundial de infecciones de la Universidad John Hopkins

La Organización Mundial de la Salud advirtió este domingo que la vacuna contra el coronavirus no acabará con la pandemia por sí sola y que puede no ser segura ni eficaz, aunque sí será fundamental para la lucha contra el coronavirus, según CNBC.

La OMS agregó que no hay garantías de que los científicos la encuentren. Por ello el director general, Tedros Adhanom Ghebreyesus, las personas deben aprender a manejar el coronavirus y hacer ajustes permanentes en su vida cotidiana para reducir al mínimo los contagios.

«En particular, la pandemia del COVID-19 ha dado un nuevo impulso a la necesidad de acelerar los esfuerzos para responder al cambio climático», ha comentado.

«La pandemia nos ha dado una visión de nuestro mundo como podría ser: cielos y ríos más limpios», agregó.

Al mediodía del domingo, hora dominicana, según la Universidad John Hopkins en el mundo la cantidad de infectados total es de 23.256.567 personas, y han fallecido 805.733 personas.

A la vez existen alrededor de 30 vacunas potenciales que se encuentran en ensayos clínicos, según la OMS, pero no hay garantía de que sean seguras y eficaces, como ha afirmado Ghebreyesus.

Como se sabe, científicos de todo el planeta se han volcado a trabajar en desentrañar todo lo relacionado con el coronavirus, y han logrado secuenciar el genoma del virus y han realizado importantes hallazgos sobre la inmunidad y la propagación del Covid 19.

Aprender a convivir con el virus

Si bien los ensayos con humanos para las potenciales vacunas están progresando en algunos países, todavía hay muchos misterios que quedan por resolver y algunos de ellos son esenciales para acabar con el virus para siempre, como por ejemplo el tema de la inmunidad, que si bien se ha comprobado que existe a corto plazo, es un enigma que una persona quede protegida frente nuevas olas de infección de cara al futuro.

Expertos han advertido de que habría que esperar a convivir más tiempo con el coronavirus para conocer sus efectos a largo plazo. Con tal razón, el director general de la OMS ha manifestado que los líderes mundiales pueden detener nuevos brotes practicando los «fundamentos» de la salud pública y el control de enfermedades.

«Haciendo pruebas, aislando y tratando a los pacientes y rastreando y poniendo en cuarentena a sus contactos. Hacerlo todo. Informar, capacitar y escuchar a las comunidades. Háganlo todo», expresó y agregó: «Cada persona y familia tiene la responsabilidad de conocer el nivel de transmisión del COVID-19 a nivel local y entender lo que pueden hacer para protegerse a sí mismos y a los demás», según CNBC.

Por su parte la Dra. Maria Van Kerkhove, jefa de la unidad de enfermedades emergentes y zoonosis de la OMS, ha hecho hincapié en la importancia de que la población aprenda a «cómo vivir con este virus». «Eso ayudará a continuar suprimiendo la transmisión, identificar los casos y los grupos que aparezcan para poder eliminarlos rápidamente y minimizar el mayor número de muertes posible». También ha recordado las medidas de distanciamiento social. «Lo que estamos viendo ahora es un enfoque dirigido a añadir intervenciones que necesitan ponerse en marcha para tener los brotes bajo control y reducir el número de infecciones que están ocurriendo», concluyó.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here