Despegue del cohete Falcon 9 desde Launch Pad 39A en Kennedy (Fuente: Nasa)

Una de las misiones más complejas y abarcadoras ha sido lanzada el jueves pasado a la Estación Espacial Internacional (EEI), que dicho sea de paso no es la única en el espacio ya que los chinos ya tienen en órbita la primera parte de lo que será su Estación Espacial Tiangong.

Un envío de 3,300 kilogramos de alimentos (limones, aguacates y tomates cherry), animales y objetos dedicados a la investigación científica componen el envío hecho a través de SpaceX.

En la cápsula Dragon de un cohete Falcon 9 también se han lanzado un par de paneles solares de alta tecnología, con el objetivo de reforzar la casi obsoleta red eléctrica de la EEI.

La nave espacial se lanzó en un cohete Falcon 9 desde Launch Pad 39A en Kennedy. Atracó de forma autónoma en la EEI alrededor de las 5 a.m. de este sábado 5 de junio y permanecerá en la estación durante aproximadamente un mes.

«Los avances en estas áreas ayudarán a mantener saludables a los astronautas durante los viajes espaciales de larga duración y demostrarán tecnologías para futuras exploraciones humanas y robóticas, más allá de la órbita terrestre baja, hacia la Luna y Marte, a través del programa Artemisa de la NASA», ha asegurado la agencia espacial en un comunicado de prensa.

Después de que el Dragon se acopló al módulo Harmony de la Estación Espacial, el Canadarm2 robótico ha estado extrayendo las matrices y los astronautas las instalarán durante las caminatas espaciales previstas para el 16 y 20 de junio.

Entre los experimentos científicos que Dragon está entregando a la estación espacial se encuentran:

Calamares simbióticos y microbios

Calamares en la EEI (Foto de la Nasa)

El estudio Comprensión de la microgravedad en las interacciones animal-microbio (UMAMI) utiliza calamares y bacterias para examinar los efectos de los vuelos espaciales en las interacciones entre los microbios beneficiosos y sus huéspedes animales. Este tipo de relación se conoce como simbiosis. Los microbios beneficiosos desempeñan un papel importante en el desarrollo normal de los tejidos animales y en el mantenimiento de la salud humana, pero no se comprende bien el papel de la gravedad en la configuración de estas interacciones. Este experimento podría apoyar el desarrollo de medidas para preservar la salud de los astronautas e identificar formas de proteger y mejorar estas relaciones para aplicaciones en la Tierra.

Producir algodón más resistente

Algodón resistente (Fuente Nasa)

El algodón se utiliza en muchos productos, pero su producción utiliza cantidades importantes de agua y productos químicos agrícolas. La selección del algodón mejorado mediante el cultivo en órbita
(TICTOC) se centra en mejorar la resiliencia, el uso del agua y el almacenamiento de carbono del algodón. En la Tierra, el crecimiento de las raíces depende de la gravedad. TICTOC podría ayudar a definir qué factores ambientales y genes controlan el desarrollo de las raíces en microgravedad. Los científicos podrían usar lo que aprenden para desarrollar variedades de algodón que requieran menos agua y uso de pesticidas.

Los osos de agua viajan al espacio

Incubadora continente los osos de agua o tardigrados (Fuente Nasa)

Los tardígrados, también conocidos como osos de agua por su apariencia cuando se ven bajo un microscopio, son criaturas que pueden tolerar ambientes extremos. El experimento Cell Science-04 tiene como objetivo identificar los genes implicados en la adaptación y supervivencia de los osos de agua en estos entornos de alto estrés. Los resultados podrían hacer avanzar la comprensión de los científicos sobre los factores de estrés que afectan a los humanos en el espacio.

Ultrasonido in situ

Ultrasonido en la EEI (Fuente Nasa)

El dispositivo portátil de ultrasonido Butterfly IQ comercial podría proporcionar capacidades médicas críticas a las tripulaciones en vuelos espaciales a largo plazo donde el soporte terrestre inmediato no es una opción. Este estudio demostrará el uso de una unidad de ultrasonido junto con un dispositivo informático móvil en microgravedad. Sus resultados tienen aplicaciones potenciales para la atención médica en entornos remotos y aislados de la Tierra.

Desarrollar mejores controladores de robots

Simulación de la realidad virtual (Fuente: Nasa)

Una investigación de la ESA (Agencia Espacial Europea), Pilote, prueba la eficacia de la operación remota de brazos robóticos y vehículos espaciales utilizando realidad virtual e interfaces hápticas. Pilote estudia las tecnologías nuevas y existentes en microgravedad comparando las desarrolladas recientemente para la teleoperación con las utilizadas para pilotar las naves espaciales Canadarm2 y Soyuz. El estudio también compara el desempeño de los astronautas al usar las interfaces en tierra y durante los vuelos espaciales. Los resultados podrían ayudar a optimizar las estaciones de trabajo en la estación espacial y los futuros vehículos espaciales para misiones a la Luna y Marte.

Bono de poder

Iustración sobre los nuevos paneles solares (Fuente: Nasa)

Los nuevos paneles solares que se dirigen a la estación se componen de secciones compactas que se abren como una alfombra larga. Los paneles solares desplegables de la ISS (iROSA) se basan en una demostración previa de paneles desplegables realizada en la estación. Se espera que proporcionen un aumento de la energía disponible para la investigación y las actividades de la estación. La NASA planea un total de seis nuevos arreglos para aumentar el suministro de energía de la estación con el primer par que se lanza en este vuelo. La tripulación de la Expedición 65 está programada para comenzar los preparativos para caminatas espaciales para complementar los paneles rígidos existentes de la estación este verano. Se planea la misma tecnología de paneles solares para alimentar el Gateway de la NASA, parte del programa Artemis.

Estos son solo algunos de los cientos de investigaciones que se están llevando a cabo actualmente a bordo del laboratorio en órbita en las áreas de biología y biotecnología, ciencias físicas y ciencias de la Tierra y el espacio. Los avances en estas áreas ayudarán a mantener saludables a los astronautas durante los viajes espaciales de larga duración y demostrarán tecnologías para futuras exploraciones humanas y robóticas más allá de la órbita terrestre baja hacia la Luna y Marte a través del programa Artemis de la NASA.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here