Ovni grabado en la noche (Fuente externa)

Uno de los últimos actos presidenciales de Donald Trump ha sido ordenar la desclasificación de materiales de la Agencia Central de Investigaciones (CIA) en relación con los Objetos Voladores No Identificados (OVNIS).

Numerosos urólogos estadunidenses y del mundo entero han estado solicitando durante años la desclasificación de materiales relacionados con los Ovnis. Pero quizás uno de los más insistentes ha sido John Greenewald Jr., fundador del blog The Black Vault, quien ha insistido durante más de 25 años en tratar de acceder a esos materiales y hacerlos públicos.

Al fin su deseo se ha hecho realidad. Y eso habrá que agradecérselo a Donald Trump. Ningún otro presidente de la historia había accedido a este tipo de solicitudes.

La decisión presidencial se desprende de una cláusula incluida en el último paquete de estímulo promulgado por Donald Trump para enfrentar la crisis económica provocada por la pandemia del COVID-19.

La cláusula específica garantiza que los servicios de inteligencia compartan con el Congreso toda la información recopilada sobre OVNIS dentro de los 180 días posteriores a su investigación.

También les pedía identificar posibles “amenazas aeroespaciales” o afines, precisando si dicha actividad podría estar relacionada con “uno o más adversarios extranjeros”.

Por tanto, todo ese material se ha hecho público y ahora está disponible para ser descargado. De hecho, en pocas horas, miles de ufólogos han corrido a las fuentes documentales que el blog de Greenewald ha logrado, al fin hacer públicos.

The Black Vault lleva trabajando por lograr acceder a esta información desde 1996, y recopiló y organizó toda la información. Greenewald manifestó que su trabajo es más que gratificante y que al clasificar, organizar y publicar en un solo lugar estos documentos está haciendo una labor social, pues “todo el mundo tiene derecho a saber” lo que las agencias de inteligencia han averiguado sobre los ovnis y que han callado durante tantos años.

«Platillos voladores: vuelo por gravedad» (Captura de pantalla)

Son muy diversos los materiales recibidos y puestos a disposición del público interesado: desde personas que testimonian explosiones de fuego en el cielo salidas de la nada, o cráteres que aparecen sin explicación alguna en medio de la nada, hasta una disputa de un fugitivo bosnio con un presunto contacto extraterrestre. También determinados textos científicos y serios acerca del fenómeno Ovni, como un artículo firmado por S. Turenko y el candidato a doctor en ciencias A. Lioshin, publicado por la revista rusa «Aviación y cosmonáutica» que existe hace 102 años, pues fue fundada en el 1918. En el número 9 del año 1991, páginas 46 y 17, se publicó ese artículo titulado «Platillos voladores: vuelo por gravedad», inusual por su profundidad científica y técnica, en la cual se propuso una hipótesis muy novedosa, incluso ilustrada, acerca de cómo pueden moverse los «platillos voladores» utilizando justamente la gravedad.

Ilustración utilizada para explicar la hipótesis del tipo de vuelo de los Ovnis (Captura de pantalla)

Existen documentos de finales de la década de 1970 y principios de 1980 y, según Greenewald, ha sido extremadamente difícil conseguir que fueran desclasificados. La Ley de Libertad de Información (FOIA, por sus siglas en inglés) debía permitir que se desclasificaran alrededor de diez mil informes. The Black Vault trató de acceder a ellos en sus formatos PDF, pero el proceso fue insoportablemente largo, aunque sí logró recibir copias físicas. pero tuvo que darse a la tarea de escanear a mano cada uno de los documentos.

“Hace unos 20 años, luché durante años para que la CIA publicara registros de ovnis adicionales”, dijo Greenewald en un mail enviado a Motherboard, el sitio de tecnología del medio Vice. “¡Fue como arrancar dientes! Di vueltas y vueltas con ellos para intentar hacerlo, y finalmente lo logré. Recibí una caja grande, de un par de miles de páginas, y tuve que escanearlas de una en una“.

Documento descalificado por a CIA (Fuente externa)

El propio Greenewald informó que la CIA creó un CD-ROM con los registros desclasificados anteriormente, como los más de 12 millones de páginas web sobre ovnis que liberó en 2017. Para asegurarse de que The Black Vault tenga un registro lo más completo posible de los documentos de la CIA disponibles, compró este CD-ROM a mediados de 2020.

The Black Vault señala que la CIA afirma que allí están todos sus documentos, pero es posible que no haya forma de verificar eso y que otros documentos pueden estar ahí.

“La CIA ha hecho que sea increíblemente difícil usar sus registros de manera razonable. Ofrecen un formato que está muy desactualizado (.tif de varias páginas) y ofrecen salidas de archivos de texto, en gran parte inutilizables, que creo que pretenden que la gente use como herramienta de “búsqueda”. En mi opinión, este formato desactualizado hace que sea muy difícil para las personas ver los documentos y usarlos para cualquier propósito de investigación“, ha dicho el investigador del tema Ovni.

Uno de los más antiguos documentos liberados por la CIA contiene información de un ovni registrado en la década de los 70, el cual le fue entregado a Greenewald por el al subdirector adjunto de Ciencia y Tecnología de los Estados Unidos.

Para entrar al sitio de descarga hacer click en el enlace de abajo:

The Black Vault

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here