Ismael Miranda, el cantante puertorriqueño más conocido como El Niño Bonito de la Salsa fue hospitalizado el sábado tras presentar molestias que elevaron la preocupación por su estado de salud. Horas después se supo que el salsero había sido intervenido quirúrgicamente debido a “complicaciones en el cerebelo”, confirmaron  fuentes de su familia.

“En el día de ayer, sábado, 23 de enero a las 8:30 p.m., Ismael fue intervenido quirúrgicamente por recomendación de su médico debido a complicaciones en el cerebelo. La operación culminó a las 12:30 a.m. con resultado muy favorable. En estos momentos, se encuentra en observación y recuperándose. Agradecemos no dejen de orar por él para que muy pronto podamos tenerlo de vuelta en casa”, dijo un comunicado este domingo.

Antes un comunicado inicial, el sábado, de parte de la familia informó: “A nuestra familia, amigos, colegas del ambiente artístico y seguidores de alrededor del mundo, les informamos que el día de ayer 22 de Enero nuestro querido Ismael Miranda ha sido hospitalizado por unas molestias y con fuertes mareos que afectaron su rutina diaria. Hasta el momento por recomendación de los médicos, han tomado la decisión de seguir hospitalizado y de realizarle una serie de exámenes más profundos y descartar cualquier complejidad con su salud”, expresaron por escrito sobre el estado de “El Niño Bonito de la salsa”.

“De momento nuestro querido Ismael Miranda, se encuentra descansando y a la espera de los resultados de los exámenes realizados, estamos pendiente a la valoración de los médicos sobre los resultados y su evolución”, añade el comunicado que solicitó oraciones para la recuperación del popular salsero. “Con mucho cariño y respeto les pedimos hagamos una cadena de oración para la pronta recuperación de nuestro amado Ismael Miranda”.

Su amigo, el salsero panameño Rubén Blades, escribió en sus redes: “A nuestro amigo y colega de Puerto Rico, Ismael Miranda, enviamos nuestro abrazo y oraciones para su pronta recuperación del accidente cerebro vascular que experimentó ayer y del que hoy se recupera. Esta es una situación en la que los flujos sanguíneos a una parte del cerebro disminuyen, o se detienen”manifestó.

“La pronta acción al atender sus primeros síntomas lo han ayudado seguramente, y su esposa nos asegura que esta reaccionando positivamente. La recomendación es que siga en el hospital hasta asegurarse de que todo esta bien. A Ismael, de parte de mi familia, de Panamá y de toda la enorme cantidad de seguidores que posee en Latino América y el mundo, nuestras oraciones y deseos de una pronta recuperación”, concluyó.

Una trayectoria sólida

Ismael Miranda tiene 70 años de edad y es dueño de éxitos como Sin ti, María Luisa y No me digas que es muy tarde ya, formó a los 11 años parte de los grupos The 4 J’s y Little Jr. and the Class Mates, con quienes participó en varias actividades, incluyendo una de Más tarde del Sexteto Pipo y su Combo, y del grupo de Andy Harlow y su Sexteto.

En 1967 hizo su primera grabación discográfica con Joey Pastrana titulada “Let’s Ball”, cuando un adolescente Miranda se anotó su primer éxito radial con “Rumbón melón”. Luego Larry Harlow lo reclutó para su orquesta.

En 1968 Larry lanzó una nueva producción titulada “Orquesta Harlow presenta a Ismael Miranda”, al que siguieron las grabaciones “Electric”, “Tribute to Arsenio Rodríguez”, “Harlow’s Harem”, “Abran paso” y “Oportunidad”.

Con apenas 19 años de edad se integró a la Fania All-Stars convirtiéndose en el cantante más joven de esta legendaria agrupación.

En 1973 al lanzar al mercado la producción “Así se compone un son”. El éxito lo acompañó después con temas como “La cama vacía”, “La copa rota”, “Borinquen tiene montuno”, “Señor sereno”, “Como mi pueblo” y “Las cuarentas”.

Como compositor creó como “Abren paso”, “Así se compone un son”, “Lupe, Lupe” y “Pa’ bravo yo”, esta última popularizada por el sonero cubano Justo Betancourt.

En los años 80 grabó varias producciones con su sello discográfico independiente y en 1986 su grabación “Versos de nuestra cultura”, junto al cantautor José Nogueras, fue uno de los grandes aciertos de la temporada navideña.

En 1988 anunció su intención de retirarse de los medios artísticos, pero esa idea nunca llegó a realizarse.

En los 90, Ismael Miranda grabó con su propio sello discográfico, IM Records, y con la compañía RMM. A fines de la década, su unión al veterano cantante Andy Montañez en tres proyectos discográficos de boleros, le confirmaron en el gusto del pueblo.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here