Ana Yee de Cury vista por el lente de Euadr Roustand (Foto: cortesía de El Caribe)

Ana Yee de Cury, quien fuera una destacada gestora cultural, falleció en esta capital el domingo pasado debido a una larga enfermedad.

Había sido directora del Museo de las Casas Reales desde el 22 de agosto del 2008 hasta el 20 de agosto del 2020, donde fueron derogados los artículos 5 y 8 del decreto 360-08 que la nombraba.

Sencilla y discreta como era, Ana realizó sin embargo una destacada labor al frente de la institución cultural que tenía a su cargo, logrando excelentes relaciones con los artistas visuales, curadores y prensa cultural.

Había nacido un 20 de febrero en Santiago de los Caballeros, hija del ciudadano chino Alfonso Yee y de la dominicana María Felipe Mercado, había estudiado hasta el cuarto grado en una escuelita privada y posteriormente en el Colegio Cibao con los profesores Herminia Heureaux, Rafaela Santaella, Vicente Anzelloti y Nuryn Jacobo de Espinal. La secundaria la cursó en el liceo Ulises Francisco Espaillat con los profesores Altagracia Iglesias de Lora, Francisco Orellana, Hiram Morillo y Elsa Brito de Dominguez. Se destacó siempre por ser una excelente estudiante. Luego se graduó en Derecho en la UASD, trabajó primero como secretaria y durante la Revolución del 65, apoyó de manera activa a los constitucionalistas junto a su mejor amiga Elizabeth Schecker.

Al terminar la carrera viajó a Puerto Rico donde laboró en una oficina de abogados por varios meses.

El 31 de agosto de 1971 se casó con Jottin Cury, quien fue su profesor en la UASD de Procedimiento Civil y a quien había conocido en la Revolución de Abril.

Alguna vez en una entrevista realizada para el periódico El Caribe por Evelyn Irizarri, Ana reconoció que aunque no había tenido «el privilegio de ser madre, sí hice las veces de madre de los hijos menores de mi esposo, a quienes considero hijos míos y para quienes siempre he estado, estoy y estaré».

Ana Yee de Cury fue una incansable trabajadora de la cultura de República Dominicana. Paz a sus restos.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here