«Una vez le dije a Mon Lluberes y a Domingo Bautista, el día que deje de sonreír no vuelvo más. Y la sonrisa mía está huérfana», dijo un Pachá melancólico y dolido, en Alofoke sin censuras, el domingo en la tarde.

Frederick Martínez, El Pachá, está en aprietos: «Voy a orar mucho, voy a dar mucha rodilla», reflexionó. Una joven lo ha acusado de acoso sexual en tiempos del #MeToo. Y quien podría estar siendo víctima de acoso, en tiempos del McCartismo feminista, es el propio animador y productor de radio y televisión, según parece por todo lo expuesto durante el diálogo con Santiago Matías.

«Por menos que esto uno se mata y se tira por un puente», lanzó en otro momento de la entrevista.

El Pachá denunció que se trata de «un equipo, una red, una compañía de malhechores», a la que supuestamente este lunes sometería a la justicia. Agregó que se trata de «extorsionadores de políticos y empresarios, pero aquí hay un grupo de cobardes que no se han empantalonado como yo», dijo indignado.

Reconoció que hace dos o tres semanas que no descansa, que no duerme, «pero es de la rabia, de la impotencia».

Narró que nunca se ha involucrado con nadie que trabaje con él, «desde Ritmo del Sábado, del 93», programa donde dio sus primeros pasos en el mundo de la comunicación. Manifestó que lo que están haciendo «es para matar, para matarme emocionalmente. Lo que están haciendo conmigo es para destruirme».

Acerca del aprendizaje que le trae esta situación confesó que es «temerle a la gente. Tengo miedo».

Un Pachá, espiritual, que se agarra de Dios, que es enfermo con su trabajo; pero nunca antes visto, vulnerable, traumatizado, agotado, que reconoce que está «mal, mal», desnudó su alma en Alofoke sin censuras.

Dijo estar esperanzado «con meter en la cárcel a ese grupo de malhechores, que no se acepte más este tipo de chantajes». Confesó que se verán en los tribunales. «Aunque sea lo último que yo tenga que hacer, no voy a permitir que me destruyan con la mentira», sentenció.

Aquí está el link de la entrevista completa.

Opine Ud.

Esperamos tu comentario