Fachada de la Cinemateca Dominicana (Fuente Externa)

SD. La Cinemateca Dominicana tiene una importante legión de seguidores y cineastas y especialistas interesados en su existencia y preservación. Pero debería ser de primera importancia para el Ministerio de Cultura. Pocas instituciones del sistema cultural brindan el servicio que presta la Cinemateca Dominicana.

Hay que recordar que con la firma de la Ley de Cine, la Cinemateca pasó a ser una dependencia de la Dirección General de Cine.

Si hay un vínculo educativo real, sólido y permanente con los jóvenes interesados en aprender -aunque sea- a ver cine, es la Cinemateca. Y si hay una institución especializada y con una importancia cada vez más creciente es Cinemateca, gracias a su rol de salvaguarda de la memoria visual de la cultura dominicana.

Según datos aportados por los registros de prensa, al año Cinemateca realiza un promedio de 30 a 35 programas de difusión, incluyendo muestras, ciclos regulares y festivales, con filmes de distintos géneros, épocas y nacionalidades, donde se promueve especialmente el cine nacional, poniendo en valor muchas veces el patrimonio que preserva.

Su trabajo está a la vista de todos. Y si no, que lo digan la mayoría de las misiones diplomáticas asentadas en el país.

Otro ejemplo de los resultados de su trabajo es la exposición “Hallazgos de la Cinemateca Dominicana” que lanzaron en la Feria del Libro.

La exposición está conformada por publicaciones en prensa de hechos trascendentales para la historia y evolución del cine nacional como la llegada del cine al país, la inauguración de distintas salas de cine, el estreno de películas nacionales, controversias relacionadas a la industria cinematográfica local, el nacimiento de la Ley de Cine 108-10, entre otras. El equipo de la Cinemateca ha estado recolectando publicaciones de prensa desde hace dos años, por lo que los archivos han ido engrosándose de manera inteligente.

El 4 de noviembre del 2015 se firmó un Pacto para la Preservación del Patrimonio Audiovisual Dominicano en el que representantes del gobierno y de los distintos sectores de la industria cinematográfica dominicana se comprometieron a proteger las memorias audiovisuales del país con el apoyo de todos los ciudadanos.

Los pasos que se están dando en la Plaza de la Cultura, parecen ir en contra de ese pacto. Imagino, es más estoy seguro que el Presidente de la República no sabe eso. (Continuará)…

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here