Mujer inyectándose insulina (Fuente externa)

Un grupo de científicos de Argelia, España, Arabia Saudí y Reino Unido liderados por la Universidad de Nueva York, ha desarrollado un nuevo sistema que permite administrar insulina por la boca y que, de este modo, evita las actuales inyecciones subcutáneas, que son más difíciles de aplicar y que, sobre todo, tienen efectos secundarios al ser muy frecuentes. En la actualidad, la diabetes es la séptima causa de muerte en el mundo.

Este grupo de científicos ha creado unas nanopartículas que son resistentes a los ácidos del estómago y que son capaces de administrar la dosis exacta de insulina que necesita cada persona diabética en sólo dos horas y, además, evitando cualquier tipo de sobredosis.

Esta nueva tecnología ya ha sido probada con éxito en pacientes y es calificada de «revolucionaria» por sus creadores porque mejora, en gran medida, el bienestar de los millones de personas con diabetes que ahora tienen que inyectarse todos los días la cantidad de insulina que necesitan para poder vivir.

Grave enfermedad

Este tratamiento representa un paso adelante en el tratamiento de esta enfermedad que es la séptima causa de muerte a nivel mundial.

«Esta tecnología responde rápidamente a una elevación del azúcar en sangre, pero se apagará también rápidamente para evitar una sobredosis de insulina y así mejorará drásticamente el bienestar de los pacientes diabéticos», dijo la investigadora Farah Benyettou, de la sede de la Universidad de Nueva York en los Emiratos Árabes.

El desarrollo de este tratamiento ha sido el resultado de una colaboración de investigadores de Argelia, España, Arabia Saudí y Reino Unido y ya ha sido solicitada la patente en Estados Unidos.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here