Joe Biden (Fuente externa)

La política de los Estados Unidos en relación con Cuba estaría siendo revisada y podría desembocar en sacar a la isla caribeña del listado de «Estados patrocinadores del terrorismo», lo cual sería un paso importante que podría desencadenar otros elementos en busca de una mejoría para el pueblo cubano, informó este jueves la agencia Reuters, según datos brindados por dos fuentes relacionadas con la revisión.

Mientras Cuba forme parte de esa lista enfrenta mayores restricciones de acuerdos comerciales, mientras los inversionistas extranjeros que no respeten esa medida podrían ser procesados por tribunales de los Estados Unidos.

Fue el ex presidente Donald Trump, quien incluyó nuevamente a Cuba, justo antes de dejar el poder, debido al apoyo a movimientos guerrilleros que cometieron actos terroristas, dar alojamiento a fabricantes de bombas y proteger a fugitivos estadounidenses.

No podría dudarse de la posibilidad de intercambio de favores y mensajes que hayan o puedan surgir por parte de ambos países, ya que hace apenas un mes y días que el presidente Biden decidió la continuidad de Cuba en el listado de “Países que no cooperan totalmente con los esfuerzos antiterroristas”.

Este jueves el propio Biden consideró que es posible habilitar temporalmente un servicio de Internet gratuito para el pueblo cubano tras los sistemáticos bloqueos del acceso a la red que el gobierno ha generado en los últimos días para acallar el impacto de las protestas.

En una conferencia de prensa ofrecida por el mandatario estadounidense junto a la canciller alemana Angela Merkel se abordó el tema de la crisis cubana y las acciones que pudieran emprenderse desde el exterior para paliarla.

Biden mencionó tres asuntos medulares de la agenda relacionada con el tema de Cuba: las remesas, la vacunación contra el Covid-19 y la posibilidad de ayudar al pueblo cubano en medio de la represión policial que sufre.

El presidente norteamericano afirmó que «el comunismo es un sistema fallido», y que «con relación a Cuba, desafortunadamente Cuba es un estado fallido y hay muchas cosas que consideraríamos para ayudar a los cubanos, pero se necesitarían circunstancias diferentes o garantías para no beneficiar al gobierno».

Al ser abordado sobre la crisis en el país caribeño dijo que «no cambiaría las remesas ahora porque no tengo las garantías de que no terminarían en manos del gobierno», subrayó.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here