Manos arriba en señal de paz, en primer plano un agente de tropas especiales (Fuente: cortesía de Reuters)

La chilena Michelle Bachelet, Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, alfin salió de su desmayo y pidió este viernes la pronta liberación en Cuba de todas las personas que han sido detenidas por “ejercer su derecho a la libertad de reunión pacífica, opinión y expresión” durante las manifestaciones de protesta ejercidas por cientos de miles de personas a lo largo de toda la isla.

La también ex presidenta chilena lamentó la muerte de un manifestante en las protestas de La Habana, y pidió una investigación “independiente, transparente y eficaz” del suceso, tras la cual los responsables sean sancionados.

Bachelet manifestó su preocupación por las detenciones, entre ellas las de varios periodistas, así como el “presunto uso de la fuerza en contra de los manifestantes” denunciado por testigos de las protestas.

“Todas las personas detenidas por ejercer sus derechos deben ser liberadas urgentemente”, exigió mientras consideró “especialmente preocupantes” las denuncias de que algunos detenidos se encuentran incomunicados o en paradero desconocido.

Bachelet, cuyo padre fue una víctima de la dictadura fascista de Pinochet y le impelió a ella al exilio, también reclamó el restablecimiento completo en la isla de los servicios de Internet y las redes sociales.

La Alta Comisionada pidió el levantamiento de las “sanciones sectoriales unilaterales” que sufre Cuba, “dado su impacto negativo en los derechos humanos, incluido el derecho a la salud”.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here