Dibujo al carbón de la época

Una airada nota, enviada a los medios por parte de varias organizaciones de afrodescendientes, rechaza el supuesto intento del Centro Cultural de España, de invisibilizar la esclavitud y tapar los maltratos, la crueldad y la esencia misma abusiva del colonialismo español, siglos atrás.

La carta abierta dice textualmente como sigue:

El Centro Cultural de España de Santo Domingo (CCESD) en República Dominicana, ha publicado en su página web y en el programa impreso del Club Cultura una invitación a un recorrido por la zona colonial titulado: Ciudad Colonial Por la ruta de la Afrodescendencia. La invitación dice: «El Club Cultura les invita a participar en sus recorridos culturales por la Ciudad Colonial. En esta ocasión recorreremos los lugares vinculados a la llegada de los afrodescendientes que en sus inicios se dedicaron a la construcción de las casas coloniales». (Enlace: https://ccesd.org/club/recorridos-ciudad-colonial-12).

Los colectivos Junta de Prietas, Acción Afro-Dominicana, Afritude y Mujeres Sociopolíticas Mamá Tingó –que luchamos por el respeto y la dignidad de lxs africanos y africanas que fueron vilmente esclavizados por España, así como enarbolamos las reivindicaciones de la afro-dominicanidad, y contribuimos a la lucha contra el racismo en todas sus manifestaciones–, hacemos público nuestro llamado de atención y repudio al uso del lenguaje y los silencios invisibilizantes y suavizantes presentes en este texto publicado por el Centro Cultural de España, institución que para los fines de esta denuncia hacemos responsable del mensaje transmitido.

El lenguaje utilizado en la invitación del CCESD no solo minimiza uno de los crímenes más grandes contra la humanidad: la esclavitud, sino que también reproduce la ya profunda invisibilización de la historia de la diáspora Africana en República Dominicana, construyendo con falacias un escenario aparentemente pacífico, con posibilidades de elección en cuanto a movilidad y oficios que jamás existió. Esto es violento y re-victimizante para las poblaciones africanas que lo sufrieron en el pasado y para los afrodescendientes que lo sufrimos hoy.

La publicación mencionada implica una tergiversación de la historia, ocultando el hecho de que los africanos y africanas, no vinieron, sino que lxs trajeron secuestradxs, los deshumanizaron convirtiendólos en herramientas de trabajo forzado, lxs esclavizaron y explotaron para extraer y/o producir recursos para el naciente capitalismo y así engrosar las riquezas de la insaciable corona. Cuando dicen que los africanos “se dedicaron a la construcción de casas coloniales”, están escondiendo el látigo que golpeaba la espalda de cada esclavizado, las crueldades y el trato inhumano al que fue sometido, la sangre, la vida, la esclavitud, el trabajo y el dolor de miles de seres humanos. Así fue que se construyeron NO sólo las casas, sino también las riquezas y recursos que financiaron el desarrollo de naciones enteras que permiten el surgimiento del mundo capitalista y globalizado.

Otra imagen de época (Fuente externa)

Consideramos, pues, que hay en este texto una intención de pasar paños tibios a la historia de nuestro continente marcado por la colonización. Con este tipo de mensajes se continúa la lógica de disfrazar con palabras un hecho trascendental para esta tierra. Este poco cuidado en el lenguaje promueve violencias simbólicas en nuestro país, sobretodo en un contexto donde aún luchamos duramente por las reivindicaciones de la afro-dominicanidad contra el colonialismo y racismo histórico, cuyas terribles consecuencias persisten de manera latente en la invisibilización y la marginalización en la que viven la mayoría de las personas afrodescendientes y racializadas en República Dominicana.

El uso del lenguaje en este escrito demuestra el persistente legado discursivo colonial y racista que silencia y violenta, y del que todas y todos seríamos cómplices en validar si nos quedamos callados. Es por esto que mediante nuestra indignación frente a este tipo de discurso, queremos hacer un llamado a todos los actores involucrados a decir ¡Ya Basta! ¡Basta ya de tolerar, soportar y aguantar violencias! Exigimos respeto y dignidad por el pasado de los ancestros africanos esclavizados, para entonces así poder demandar lo mismo y más para sus descendientes en el presente.

Por la memoria del pueblo originario de la isla, de todo africano esclavizado, de todo héroe y heroína que luchó por la libertad y que fuera nombrado por el colonialista como cimarrón/a, y por nosotros, exigimos que la engañosa, silenciadora y ofensiva publicación del Centro Cultural de España sea retirada y que no continúen realizando actividades que intentan ocultar la verdad histórica de la esclavización de los hombres y mujeres raptados de África.

Nos unimos a las voces de la identidad Afro-Caribeña que exige reparaciones a los estados colonialistas. Los retamos a aceptar sus deudas del pasado con responsabilidad y transparencia, comenzando por cómo articulan su discurso.

Entendemos el uso del lenguaje en el texto referido como una expresión de las violencias que vivimos en nuestra sociedad y no lo aceptaremos más. A través de este comunicado, ponemos de manifiesto nuestras demandas e invitamos al Centro Cultural España a la autocrítica y la rendición de cuentas responsable, así como a otras instituciones que organizan eventos para afrodescendientes y personas racializadas. Está en nosotrxs detenernos a analizar, reflexionar y criticar como nos comunicamos, y cómo construimos realidades.

Firmado en República Dominicana, el 1ro de noviembre del 2019, por:

Junta de Prietas
Acción Afro-Dominicana
Afritude
Mujeres Sociopolíticas Mamá Tingó

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here