La mítica orquesta Los Van Van, reconocida como «el tren de la música cubana», y para muchos la mejor orquesta bailable que ha tenido Cuba en su historia más reciente -lo cual ya es demasiado decir-, viene a presentarse públicamente por primera vez en República Dominicana.

La orquesta formada por el inolvidable Juan Formell en 1969, estuvo una vez en Santiago de los Caballeros, en 2018 invitada a una fiesta privada en casa de un destacado empresario de esa ciudad. Y este domingo 12 de enero debutará ante el gran público, por invitaciones, en el Anfiteatro de Puerto Plata de la mano de Emporio Luis Medrano en un concierto de homenaje a Cuco Valoy, donde también se estará presentando el legendario sonero dominicano radicado en Nueva York, junto a La Tribu, liberada por su hijo Ramón Orlando.

En 1967 y 1968 vi a un jovencito Juan Formell con un contrabajo formando parte del frente de la Orquesta Revé, en los legendarios carnavales de la ciudad de Manzanillo, en el sureste de Cuba. Al año siguiente, el 4 de diciembre del 1969 nacía su propia orquesta Los Van Van. Su nombre salió de un lema político vinculado con la nefasta zafra de 1970, designada la Zafra de los Diez Millones, por los 10 millones de toneladas de azúcar que había que producir para sacar a Cuba del subdesarrollo, según Fidel Castro. El lema era: «¡los 10 millones, de que van, van!». Definitivamente el mejor resultado de aquella zafra fue… la orquesta Los Van Van.

Los Van Van en 1969 (Fuente externa)

La propuesta de Los Van Van desde el inicio fue innovadora en la música cubana. Si bien el formato de charanga no era nuevo, y por el contrario se resentía después de un ritmo tan arrollador como el chachachá, los arreglos concebidos por Formell hablaban de un nuevo lenguaje melódico y rítmico, con la introducción de sintetizadores y teclados, un tumbao muy específico en el piano aportado por César Pedroso (Pupy) y guitarras eléctricos y violines que con el paso del tiempo trocarían en eléctricos, e instrumentos de viento, sobre todo los trombones, todo esto acentuado por las pailas de José Luis Quintana (Changuito), quien en determinado momento les agregó el bombo para agrandar el espectro sonoro de su propuesta, la de un virtuoso de la percusión que demostraba una explosividad inusitada en los parches de las pailas, esto debido a sus conocimientos desde la infancia del universo percutido llegado de África.

Los Van Van en los años 80 (Fuente externa)

Junto a eso, las letras de sus canciones, son una gran crónica de la vida cotidiana de los cubanos en el último medio siglo, con sus penurias y sus chistes, sus alegrías y sus penas. Porque Formell era una esponja que se nutría del gracejo criollo, de las anécdotas del andar a pie, de las necesidades y las luchas para sobrevivir. De ahí temas como El Buey Cansao, Sandunguera, La Titimanía, Te pone la cabeza mala, Muévete, Eso que anda, El que baila gana, Soy todo (con letra del inolvidable Eloy Machado, «El Ambia», fallecido hace pocos meses) o Los pájaros tirándole a la escopeta, canción compuesta especialmente para la memorable comedia cinematográfica de Rolando Díaz, director cubano que este 31 de enero estrena el filme Dossier de Ausencias en el Palacio del Cine de Blue Mall, dentro del festival de Cine Global, una producción de quien suscribe.

Los Van Van ha sido la orquesta que más ha hecho bailar a los cubanos en este medio siglo, y de ella han nacido no solo ritmos como el songo o la timba (o salsa cubana) -una agresiva mezcla de elementos del son, y todos sus derivados, la rumba y el jazz-, sino también otras agrupaciones musicales como NG La Banda o Pupy y los que son son.

Los Van Van con Juan Formell en el contrabajo y su antigua formación (Fuente externa)

La orquesta se ha ido renovando durante estos 50 años y uno de sus más memorables conciertos los dio en sus 45 años en el Teatro Karl Marx de La Habana cuyo título fue Aquí el que baila gana, de donde son las imágenes que compartimos al final.

Actualmente la orquesta está dirigida por Samuel Formell, hijo del director fundador, quien sigue el legado de los viejos robles de la orquesta y quien asumió desde hace años el puesto de su maestro Changuito. A la salida de Yeni Valdés (por radicarse en Estados Unidos) una extraordinaria voz, entró Vanesa Formell, hija de Juan Formell, quien estuviese radicada durante muchos años en Miami. Del excelente frente que estaba compuesto también por Lele hijo y Mayito Rivera, solo quedan Robertón y Lele hijo, según la foto aportada por Luis Medrano para el afiche.

El frente actual de Los Van Van (Fuente externa)

De cualquier manera se trata de una orquesta extraordinaria, compuesta por maestros de la música, no importa que sean jóvenes, todos son graduados de nivel superior de las más importantes universidades musicales de Cuba, y han tomado el balón de relevo para seguir enriqueciendo un inusitado borbotón musical que no acaba y una expresividad arrolladora, que les ha permitido triunfar en el mundo entero. Una orquesta respetada y admirada por los mas exigentes musicólogos y salseros del mundo. Los he visto triunfar en París y en Moscú, en San Juan y Nueva York, en Londres y en México. Pero es poco conocida por el gran público de República Dominicana.

Ahora llegan de la mano de Luis Medrano, quien lleva años soñando con este momento. Y los presenta el domingo 12 de enero por invitación en el Anfiteatro de Puerto Plata, homenajeando los 50 años de Cuco Valoy y La Tribu y sus propios 50 años.

¡Bienvenidos muchachos, porque aquí sí, de que Van Van!

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here