Una foto de Elvis Joe, en la cual aparecen Romeo y Raulín Rodríguez

Romeo Santos siguió el sábado su periplo por la Línea del noroeste del país, en su gira Utopía: La Gira del Pueblo, en la que dando continuidad al factor sorpresa ha sido el acento distintivo de una serie de conciertos gratis que ha sacudido el país de sur a norte.

En esta ocasión el turno le tocó a Raulín Rodríguez, quien elevó el sentimiento del público que se dio cita en el estadio Pedro Alejandro Sanz de Montecristi.

Cuando “El Cacique de la Bachata” apareció sobre el escenario al ritmo de “La Demanda” el público se quedó estupefacto, pero, la emoción no acabó allí. El sentimiento continuó latente tras la interpretación de algunos himnos que Rodríguez ha inmortalizado con su impronta. “Nereida” enloqueció a la fanaticada, dice la nota enviada a los medios.

“Utopía: La Gira del Pueblo” es sinónimo de felicidad por los pueblos donde se ha detenido, no solo en el aspecto de entretenimiento, la dinamización de la economía así lo ha demostrado. Es contundente el hecho de que no hay memoria al menos en la nueva generación de este tipo de giras por parte de ningún artista del nivel de Romeo, en la cúspide de su carrera, como la súper estrella que es.

El impacto positivo que han tenido estos pueblos en los últimos días se ha reflejado en el disparo de las ventas que van desde un simple despachador ambulante hasta el propietario que ha convertido su casa en un hotel improvisado por el flujo de personas que ha concurrido al llamado de “El Chico de las Poesías”.

Indudablemente, la algarabía y el fanatismo de un público que no discrimina en edad, más la inclusión de nuevos invitados, es un aspecto que sopla con mayor fuerza en cada encuentro. El repertorio de Romeo Santos más las piezas que interpretó a dúo con “El Cacique”, Erick Rivera, “El Boris”, y Kiko Rodríguez lograron que el corazón de los montecristeños latiera en una sola dirección, dice la nota.

Este domingo “Utopía: La Gira del Pueblo” llega a Puerto Plata, de la mano de Grupo Telemicro y la telefónica Viva.

Esperamos tu comentario