Mandeep Mehra, MD, director del Heart and Vascular Center, en el Center for Advanced Heart Disease. (Foto cortesía de Stu Rosner)

Tanto la cloroquina como la hidroxicloroquina no solo son ineficaces en el tratamiento del Covid-19, sino que su uso puede terminar incluso en la muerte, según un estudio publicado por la muy influyente mundialmente reconocida revista científica The Lancet que desaconseja su uso.

La investigación publicada en la revista demuestra que no existen evidencias de que el uso de estos fármacos produzca ningún tipo de beneficio en el estado de salud de los pacientes infectados con coronavirus.

La publicación hecha por tierra las suposiciones y recomendaciones de los presidentes de Estados Unidos y Brasil, Donald Trump y Jair Bolsonaro, respectivamente.

El estudio titulado ‘Hidroxicloroquina o cloroquina con o sin macrólido para el tratamiento de Covid-19: un análisis de registro multinacional’, fue elaborado con base en la revisión de las muestras de 96.032 pacientes que fueron hospitalizados en 671 centros médicos tras ser diagnosticados con la enfermedad entre el 20 de diciembre de 2019 y el 14 de abril del presente año.

Técnicamente, el 65% de los pacientes que hicieron parte de la investigación es de norte de América, el 17% de Europa, el 7% de Asia, el 4% de África, el 3% de Suramérica y el 0,6% de Australia y todas sus muestras fueron sometidas a una revisión de datos representativos que arrojó que la edad promedio de los infectados era de 53 años.

Cloroquina, contraindicada para lucha contra el Covid 19 (Fuente externa)

Los científicos compararon los resultados de las pruebas practicadas en los cuatro grupos en los que fue dividida la totalidad de la población de estudio.

Los citados grupos fueron clasificados en conformidad al tratamiento que recibieron: los que usaron hidroxicloroquina, los que solo tomaron cloroquina y dos grupos más que recibieron ambos fármacos.

Un quinto grupo ejemplar fue el que hizo parte en los datos comparativos sobre el aumento de la tasa de mortalidad en pacientes y, entre sus contagiados, fue posible comprobar que para quienes no fueron sometidos a la ingesta de ninguno de los dos medicamentos la probabilidad de fallecimiento fue de 9%, en contrataste con los que sí tomaron estos compuestos, entre los cuales la tasa de fallecimientos fue del doble: 18%.

A la luz de los resultados, los investigadores fueron tajantes al precisar que en quienes le apuestan a estos medicamentos la posibilidad de muerte es un 45% mayor que en los demás casos.

La investigación confirma que el suministro de dosis continuas de estos químicos puede generar una «mayor frecuencia de arritmias ventriculares» una vez sea suspendida su ingesta. El jefe del equipo internacional que ha realizado la investigación es el doctor Mandeep Mehra, director del Brigham and Women’s Hospital Center for Advanced Heart Disease, en Boston.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here