John Banville (Fuente externa)

El 10 de octubre, media hora antes de que la Academia de los Nobel diera a conocer los escritores ganadores del premio correspondiente a Literatura en 2018 y 2019, el escritor irlandés John Banville tuvo que retractarse ante sus amigos, después de que las noticias de que había ganado el premio Nobel de literatura demostraron ser una broma.

El famoso novelista, ganador del Premio Príncipe de Asturias del 2014 con su pseudónimo Benjamín Black, con el cual firma las novelas negras, estaba en mitad de una sesión de fisioterapia, cuando recibió una llamada de un hombre que supuestamente era Mats Malm, secretario permanente de la Academia Sueca. «Me preguntó si preferiría el premio 2018 o 2019 y me leyó la cita que imprimirían sobre mi trabajo», contó Banville.

“Fue muy convincente. Llamé a todo el que se me ocurrió para darle la buena noticia», declaró el escritor al periódico The Guardian. 40 minutos después, Banville recibió una llamada telefónica de su hija, después de haber visto el anuncio en vivo, quien le dijo: «No eres tú».

“Entonces me di cuenta de que debía haber sido un engaño. Llamé a todos de nuevo y dije: «No compren el champán, dejen de tirar los sombreros al aire».

Los ganadores fueron el austríaco Peter Handke y la polaca Olga Tokarczuk ganadores del más preciado premio mundial de las letras de los años 2019 y 2018, respectivamente.

Un mensaje de voz dejado en el teléfono de Banville poco después del anuncio explicaba que había habido un desacuerdo de última hora entre los académicos que debían tomar la decisión. Tras examinar el mensaje, Banville notó que la voz era «más profunda» que la del verdadero Mats Malm y no tenía la misma entonación. Desde entonces, ha compartido el mensaje con la Academia Sueca para investigar el incidente.

Banville cree que el engaño no fue dirigido a él personalmente, sino que estaba destinado a socavar la academia, que ha lidiado recientemente con escándalos y divisiones internas.

“No creo que haya sido el objetivo. Solo era un daño colateral ”, dijo.

Después de la decepción inicial tras darse cuenta de que el sustancioso premio de este año no sería suyo, Banville ahora ve el lado divertido del incidente.

«Aprendí bastantes cosas sobre mí en los 40 minutos que supuestamente fui un ganador del premio Nobel», dijo. «Hay algo de comedia y material potencial: ‘El hombre que casi ganó el premio Nobel'».

Además del premio Booker 2005, que ganó con la novela La mar, Banville se ha hecho acreedor del premio conmemorativo James Tait Black de 1976, el premio Franz Kafka de 2011 y el Premio Estatal de Austria de Literatura Europea de 2013, es autor de 20 novelas publicadas ene español -la más reciente La señora Osmond (Alfaguara, 2018)- y 11 como Benjamin Black, la más reciente Los lobos de Praga, este mismo año 2019, también por Alfaguara.

En una entrevista para el periódico La Nación (Argentina), John Banville expresó: «abandoné el cuento porque lo que me atraía era la novela. Aunque en realidad tampoco me interesan las novelas, no me gustan y, de hecho, no me considero un novelista. Me doy cuenta de que, a medida que envejezco, soy un poeta que escribe en prosa».

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here