Fue Juan Luis Guerra quien mencionó su nombre: «¿No sabes quién es Jacob Collier? ¡Te recomiendo que lo veas ya!». Y ocurrió: cuando lo ves te conviertes en su fan. Jacob Collier es un extraterrestre. Viene de un planeta donde todo tiene forma de corchea y semicorchea, difusa y semidifusa. Va de la armonía más sencilla al dodecafonismo con agilidad de pitcher de rectas y curvas a velocidades cercanas a las del cubano Aroldis Chapman.

Sus capacidades le llegan de un enorme talento, un don, sostenido con estudios, investigación, una infinita hambre de aprendizaje y de renovación constantes. Y sostenido desde que nació el 2 de agosto de 1994, con la música que escuchaba en su casa, porque su mamá Suzie Collier, es músico.

Hace seis días posteó esto en su canal de Youtube. «En cien millones de años, nunca hubiera esperado estar aquí en la habitación donde comenzó mi universo, sosteniendo esto. Un Grammy es algo extraño … se siente increíblemente lejos del proceso creativo para mí. Hacer música es un proceso extenso, inquieto, inacabado y que cambia infinitamente, que evoluciona con tantos desafíos como la vida. Cuanto más viejo me hago, más infinito se siente todo. Momentos como este sienten una mezcla completa de cosas, pero estoy intensamente agradecido, un poco incrédulo y lleno de alegría por poder albergar cuatro de estos aquí en casa. Cada uno suena con una nota ligeramente diferente: tendré que pensar en alguna forma de usarlos todos a la vez. Te mantendré informado». Solo que el que es para muchos el mejor músico joven de todos los géneros de la música popular, peso por peso, apenas tiene 500 mil seguidores en su cuenta de YouTube.

No por gusto el más importante productor de música del mundo, Quincy Jones, enseguida le tendió el gancho.

Jacob Collier y Quincy Jones, fórmula perfecta (Fuente externa)

Jacob apenas tiene 26 años, sus dos primeros Grammy Awards los ganó en 2017 con los temas Tu y yo (mejor arreglo, instrumental o a Capella) y Picapiedra (mejor arreglo, instrumentos y voces). Acápites en los que repitió en la edición de los Grammy Awards 2020 con los temas Río de la luna y Toda la noche, respectivamente.

Collier nació el 2 de agosto de 1994 en Londres, de una madre británica de descendencia asiática, músico ella misma, violinista, directora y profesora en la Academia Junior de la Real Academia de Música, donde Collier estudió piano. SU abuelo también fue violinista y profesor. ese ambiente familiar lo perreó hasta la siquitrilla. Ha dicho: «Cantamos corales de Bach juntos como familia, es muy divertido». De ahí salió el Collier cantante, arreglista, compositor, productor y multiinstrumentista inglés con sede en Londres. El nerd perfecto de la música del siglo XXI. Autodidacta declarado.

En 2011 comenzó a ser feliz en las redes. Muy pronto comenzó a convertirse en un tipo popular cuando ofrecía videos donde dividía la pantalla en decenas de cuadros a veces con su propio rostro cantando a diferentes voces, a veces de otras personas en una gran coral solo memorable como aquellas que se ofrecían en un evento multitudinario de coros en estonia por los años 70 y 80 del siglo pasado.

Collier es un permanente investigador de la ´ludricidad´ de la música. De hecho los verdaderos músicos gustan de jugar con la música, porque ella es ante todo divertimento.

Jacob Collier es una fusionadora nuclear de ritmos como el jazz, groove, folk, música electrónica, música clásica, gospel, soul e improvisación, además de hacer capellas de altísimo nivel donde demuestra ser un virtuoso de las voces. Una de sus características más fascinantes es llevar la armonización hasta límites extremos.

Cuando firmó en 2014 con la compañía de Managment de Quincy Jones, comenzó a trabajar en su vehículo de actuación en vivo audiovisual para un solo hombre, diseñado y construido en el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT). Ben Bloomberg, un estudiante de doctorado en el MIT Media Lab, lo había contactado con el interés de la creación y desarrollo de hardware y software musical para presentaciones en vivo. Durante los siguientes meses, él y Collier desarrollaron y construyeron una nueva experiencia multimedia en vivo.

Dos años después lanzó su álbum debut In My Room, un disco que hace historia porque fue completamente autograbado, arreglado, presentado y producido en la pequeña habitación trasera de la casa de su familia en Finchley, al norte de Londres. Una premonición de esta cuarentena mundial.

Al año siguiente dos de los temas del disco «Flintstones» y «You And I» se alzaron con sendos Grammys Awards.

En 2018 comenzó a trabajar en Djesse, un álbum de cuatro volúmenes y 50 canciones con más de dos docenas de artistas y conjuntos. El primer álbum, Djesse Vol. 1 , fue lanzado en diciembre de 2018; Djesse vol. 2 , fue lanzado en julio de 2019.

Este aciago año de 2020, Jacob Collier ganó dos Grammy Awards por sus arreglos de «All Night Long», aquella famosa canción que popularizara a inicios de los 80 su autor Lionel Richie (ex artista de Quincy Jones) en Djesse Vol. 1; y también gano por «Moon River» en Djesse Vol. 2.

Giras, conciertos, presentaciones en vivo, son parte de la vida de Jacob Collier, un joven hiperquinético en la escena. Pero hasta ahora, lo suyo es jugar con la música, correr de un instrumento a otro, creando música, seguirse sorprendiendo del inagotable universo sonoro de la música. Nada, un extraterrestre.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here