El cerebro del paciente chino (Fuente externa)

Un hombre de nacionalidad china fue operado para extraerle del cerebro una tenia viva de 12 centímetros que se alimentaba de sus tejidos.

La intervención se llevó a cabo en un centro médico de la provincia china de Guangdong y tuvo como objetivo extirpar al parásito invasor que llevaba en su cabeza desde hacía 15 años.

Los médicos le diagnosticaron la infección y lograron salvar su vida. Gu Youming, el médico que dirigió la operación de más de dos horas, explicó que en caso de no haber sido extirpada, la tenia habría seguido alimentándose de la masa cerebral, que habría acabado en serios problemas, incluso la muerte, para el paciente.

Al parecer la causa de adquirir la tenia fue por comer caracoles mal cocinados. Ante esto, el paciente recordó que hace años solía comer a menudo caracoles de río fritos junto a su jefe. Tiempo después, sufrió episodios de náuseas, mareos e incluso convulsiones.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here