El baro Evergreen atravesado en el Canal de Suez, vista satelital (Fuente externa)

Desde hace cuatro o cinco días, un carguero, de nombre Evergreen, se encuentra bloqueando el paso en el Canal de Suez, supuestamente tras una ráfaga de viento que lo obligó a desviarse a la otra orilla, tras tocar tierra, entonces el barco giró y entró en una posición perpendicular al curso del agua, bloqueando completamente el canal. Esto tiene a la economía mundial en vilo.

Decenas de buques cargados de mercancías de lado y lado, esperan a que se destrabe el cuello de botella literal que se ha armado en el canal que existe en Egipto y que une el Mar Mediterráneo con el Mar Rojo y que en su máximo ancho va de 280 metros a 345 metros, entre una orilla y la otra. El carguero tiene 400 metros de largo y quedó atravesado en diagonal.

Esto supone una pérdida de 8 millones de dólares diarios para Egipto.

Lo peor es que el asunto puede durar días o incluso semanas, según han dicho quienes tratan de reflotar el buque de gran calado, operado por la empresa taiwanesa Evergreen Marine, que se hallaba de camino hacia Países Bajos desde China cuando.

Los envíos de crudo representan la mayor pérdida inmediata para la economía mundial, por lo que se supone que el precio del petróleo suba.

No es la primera vez que se bloquea la vía. Antes ha ocurrido por cuestiones de geopolítica, que a la larga son económicas.

Nacionalización y bloqueo

En 1875 Ismail Pachá, también llamado Ismail el Magnífico, pagó la deuda externa de Egipto vendiendo sus acciones sobre el canal de Suez. Ni cortos ni perezosos los ingleses las compraron, con lo cual la corona se hizo de ese paso, vital para llegar más rápido a las Indias Británicas, que 13 años después fue declarado neutral bajo protección de Reino Unido.

Siendo presidente de Egipto en 1956, Gamal Abdel Nasser, quien implantó allí lo que llamó el ‘nacionalismo socialista árabe’, nacionalizó el canal con el fin de construir la presa Asuán, que a la postre se convertiría en un grave error medio ambiental por las costosas consecuencias que ha traído para el Mediterráneo. La decisión de nacionalizar el Canal de Suez fue recibido por Francia e Inglaterra (principales accionistas y beneficiarios por el crudo que atravesaba por allí) con indignación, lo cual llevó a la Guerra del Sinaí que enfrentó a Francia, Inglaterra e Israel contra Egipto.

La guerra duró apenas 9 días, pero durante la misma Egipto hundió 40 barcos en el canal, a modo de represalia. Como consecuencia de la guerra, se produjo un racionamiento del combustible que afectó directamente a la vida, a la industria y al comercio en general de los países europeos.

El canal, el paso, los buques

La construcción de 163 kms de longitud convirtió a la región del Sinaí en una nueva península, constituyendo la frontera entre los continentes de África y Asia. El canal corre entre Puerto Saíd (en la ribera mediterránea) y Suez (en la costa del mar Rojo) y acorta considerablemente la ruta del comercio marítimo entre Europa y el sur de Asia, pues evita tener que rodear todo el continente africano, con el ahorro de miles de millas náuticas, horas de viaje y sus consabidos gastos. Las obras de excavación del canal se iniciaron oficialmente el 10 de abril de 1859 y concluyeron 10 años después.

La obra fue inaugurada oficialmente el 17 de noviembre de 1869 por al mujer de Napoleón III Eugenia de Montijo, la emperatriz consorte de Francia, aunque desde hacía un año y siete meses había atravesado el canal el primer barco.

La construcción costó la vida a 125 000 personas, sobre todo campesinos que fueron obligados a trabajar duro en la construcción a mano, al principio en un clima agestre y malsano, hasta que se introdujeron las dragas de cangilones.

No todo tipo de buque puede pasar por ahí. Incluso existe una unidad de medida para ello.

El canal, según datos de Wikipedia, permite el paso de barcos de hasta 20 metros de calado o 240 000 toneladas de peso muerto y una altura máxima de 68 metros por encima del nivel del agua. La luz máxima que permite es de 77,5 metros bajo una serie de condiciones. Estas dimensiones limitan el tamaño de los nuevos barcos contenedores construidos, para que puedan transitarlo.

Los barcos que cumplen con los parámetros adecuados para navegar por el canal de Suez en cuanto a calado, manga y altura son calificados como barcos tipo Suezmax.

Si quiere seguir en tiempo real la situación, puede hacer click en el siguiente link:

https://www.marinetraffic.com/en/ais/home/centerx:32.238/centery:31.253/zoom:12

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here