Trajano Santana, director de la Oficina Nacional de Derechos de Autor en la reunión regional que organizó sobre Tratado de Beijing (Fuente externa)

Una de las legislaciones internacionales que más beneficios pueden traerles a los actores, bailarines, músicos y cantantes de República Dominicana, el Tratado de Beijing, que firmara el país el año pasado, acaba de entrar en vigor este martes 28 de abril. Para que el tratado entrase en vigor, debía tener el respaldo de al menos 20 países, y República Dominicana fue el país número 23 que firmó el mismo.

¿Cuál es la importancia del Tratado de Beijing? ¿Qué importancia tiene esto para República Dominicana?

Un conversatorio sobre la entrada en vigor del Tratado de Beijing sobre interpretación y ejecuciones audiovisuales,  con miembros de la prensa ofrecieron un grupo de sociedades de recaudación integradas por la Sociedad Dominicana de Artistas Intérpretes y Ejecutantes (SODAIE)
; Sociedad Dominicana de Artistas Intérpretes Audiovisuales (SODINAVI)
;  y  la Sociedad Dominicana de Guionistas y Directores de Cine (SODOGDC).

Participaron Chucky Acosta, presidente, Ramón Orlando Valoy, vicepresidente y Pochy Familia, secretario del Consejo Directivo de SODAIE y administrador de copia privada en República Dominicana
. Johnnié Mercedes, destacado actor y presidente de SODINAVI
. Elaine Acevedo, directora de SODINAVI
; Robert Cornelio, presidente de SODOGDC
 y Joselito Bautista, abogado especialista en gestión colectiva de derecho de autor y conexos
.

El tratado beneficia a actores, bailarines, músicos y cantantes, a quienes otorga derecho por participar en la creación de un audiovisual. En el mismo entran no solo los derechos morales, el que les reconozca como participante en esa obra audiovisual, sino también muy importantes, derechos patrimoniales, que son los que les permiten recibir beneficios cada vez que esa obra sea reproducida. Es decir la remuneración económica por obras audiovisuales.

Algo que quedó muy claro, no son los productores los que tienen que pagar a los actores, bailarines, músicos o cantantes por las ganancias de una obra audiovisual que sea comercializada, sino las ventanas y/o plataformas donde se reproduce la obra audiovisual, que puede ser una película, un video clip, una telenovela o una serie, entre otras. Ese dinero lo cobran las sociedades de recaudación y reparten el dinero en una o más entregas al año.

«Johnnié Mercedes se refirió a la situación de muchos actores que se encuentran en estos momentos en una situación precaria, debido a que viven de actuar, y si no hay trabajo no se cobra. De haber entrado en vigor el Tratado de Beijing un año antes, estoy seguro que la situación de estos hubiese sido otra muy distinta, ya que la cobranza de sus trabajos en películas, por ejemplo, hubiese permitido que su su situación económica fuese mucho mejor», aseguró.

Recordaron así mismo la Reunión Subregional sobre el Tratado de Beijing para Interpretaciones y Ejecuciones Audiovisuales, que organizó la Oficina Nacional de Derecho de Autor (ONDA) en Punta Cana los días 5 y 6 de junio del 2018, donde participaron siete países contando a República Dominicana.

Según afirmó Pochy Familia al cierre del encuentro virtual, la nueva lucha es la Ley Pepe Sánchez, para reconocer los derechos de guionistas y directores. Del mismo modo reconoció la labor que ha desarrollado Trajano Santana al frente de la Oficina Nacional de Derecho de Autor (ONDA), que ha facilitado que República Dominicana sea signataria del Tratado de Beijing y de otros instrumentos legales que favorecen la clase artística.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here