SD. Taylor Swift, con 47 conciertos de su Reputation Tour ha recaudado más que lo que ganó Madonna en 2012 con los 88 conciertos del MDNA Tour. Baste saber que Taylor Swift durante un año de trabajo intenso puede llegar al casi millón y medio de dólares al mes.

La cifra actual de 310,9 millones recaudados convierte la de Taylor Swift en la gira más rentable de la última década. Solo al tercer concierto ya tenía recaudados 21 millones de dólares. De paso, se convirtió en la primera mujer con más de 30 millones de suscriptores en Youtube.

Taylor Swift es un fenómeno de la música pop. Muchos la consideran la compositora pop más inteligente y astuta de su generación.

Nacida en Reading, Pennsylvania a los 9 años de edad ya era fanática de Shania Twain, su mayor influencia formativa.

La futura súper estrella comenzó participando en concursos locales de talento, aprendió a tocar guitarra, aprendió a escribir canciones, y a los 14 años, en 2004, firmó un acuerdo de desarrollo con la RCA Records. Afinó su talento creativo gracias al roce con varios compositores profesionales, conectando de manera muy especial con Liz Rose.

Sus composiciones originales le ganaron un contrato con Sony / ATV Music Publishing. Poco después del 2004 se separó de RCA y demás ataduras de sus orígenes, para volar con alas propias. Fue entonces que conoció a Scott Borchetta, un ex ejecutivo de DreamWorks Records, quien estaba a punto de lanzar Big Machine Records. En 2005 comenzó a trabajar en su debut con el productor Nathan Chapman, quien previamente había dirigido las demostraciones para Taylor.

Taylor Swift apareció en octubre de 2006 con muy favorables opiniones sobre cada una de las 11 canciones del disco (escribió tres por su cuenta), y se aseguró de trabajar duro en el respaldo al álbum. “Tim McGraw”, la primera canción del álbum, estuvo bien, pero “Teardrops on My Guitar” y “Our Song” lo hicieron mejor en las listas de éxitos pop y country, donde acumuló cinco Top Ten consecutivos. Tuvo su primera nominación al Grammy como Mejor Artista Nuevo (perdió ante Amy Winehouse).

El lanzamiento el 11 de noviembre de 2008 de Fearless, que contenía 19 canciones, le mereció a la semana la certificación de oro de la RIAA y la producción cobró impulso durante 2009, obteniendo varias certificaciones de platino como “Love Story”, “White Horse”, “You Belong with Me” “Quince”, y “Fearless”. otro gran éxito de los Hot 100 de Billboard fue “You Belong with Me”.

Lo sucedido en 2018 con Taylor Swift le sirvió de tapa boca a Kanye West, quien durante la Gala de los Premios MTV, interrumpió el discurso de agradecimiento de Taylor Swift, tras irrumpir en el escenario, para declarar que la rival, Beyoncé, se merecía más el premio que ella.

El abucheo del público a Kanye West dejó todo claro. Basta con ver el rostro de Taylor Swift para imaginarse lo que estaba viviendo en ese momento. El suceso lo explotaría West en el tema Famous (2016), donde dice literalmente “Yo hice famosa a esa perra…”, lo que le valió la repulsa de mucha gente de la industria y lógicamente de los millones de seguidores de la cantante.

Después vino Speak Now, lanzado el 25 de octubre del 2010, un éxito que se negó a perder fuerza desde la primera semana de salida. Las canciones Mine y Mean le merecieron sendos Grammy Awards.

En 2011 presentó un álbum en vivo titulado World Tour Live: Speak Now, donde contrató músicos de primerísimo nivel y a Max Martin, el productor de Britney Spears. De esa cocina salió el disco Red (lanzado el 22 de octubre del 2012), que desde la salida del primer sencillo “We Never Ever Back Back Together“, fue evidente que iba a significar su verdadero antes y después de. Así, Red rompió las expectativas al vender más de un millón de copias en su primera semana, un logro notable que fue doblemente impresionante en una era de ventas en descenso. El álbum fue certificado platino cuatro veces en los EE.UU. y sus ventas internacionales superaron a las de Speak Now.

Red tuvo su gira internacional en 2013 y llegaron más éxitos, entre ellos “I Knew You Were Trouble” y “22”.

Mientras Swift se preparaba para el lanzamiento de su quinto álbum en 2014, dejó en claro que 1989 fue diseñado como su primer álbum pop “oficial y documentado” y que no habría ningún impulso de marketing nacional para el disco. “Shake It Off”, una revisitación del dance-pop, alcanzó el número uno en su lanzamiento de agosto de 2014. Cuando apareció 1989 a fines de octubre de 2014, una vez más se colocó en el número uno y se convirtió en su tercer álbum consecutivo en vender un millón de copias en su primera semana (un nuevo récord para cualquier artista), según ha escrito el periodista Stephen Thomas Erlewine.

2015 le significó a Taylor Swift Mujer del Año de Billboard, el Premio a la Excelencia en los American Music Awards y un Premio especial por el 50 aniversario de los CMA. Su gira mundial 1989 recorrió Asia, América del Norte y Europa durante la última mitad de 2015, y ganó tres premios Grammy en las ceremonias de 2016, que incluyen Álbum del año, Mejor álbum de voces pop y Mejor video musical de “Bad Blood”.

En noviembre del 2018, Taylor firmó un acuerdo de grabación global con Universal Music Group (UMG), el líder mundial en entretenimiento musical. En virtud del acuerdo de varios años, UMG servirá como el socio exclusivo de música grabada en todo el mundo para Swift y Republic Records de UMG servirá como su socio discográfico en los EE.UU. pero un año antes de esto, Swift lanzó su sexto álbum, Reputation, en noviembre de 2017, que le ha ganado estar en la lista del Top Ten de las artistas mujeres del 2018, según Spotify; disco que ha sido el sostén de su gira que ha durado hasta fines del 2018, cerrando una década que la ha situado en la cima de la música internacional.

Reputation tour ha sido un espectáculo lleno de innovaciones tecnológicas y un despliegue de creatividad fabuloso, donde desde el primer segundo ha primado la calidad de lo diseñado meses atrás en las mesas de los productores artísticos. El pasado 31 de diciembre Netflix lanzó el histórico video del concierto en streaming.

Taylor Swift triunfante (Captura de pantalla)

El bofetón de Taylor Swift a Kanye West es doblemente estridente, ya que la gira que Beyoncé y Jay-Z han realizado en 2018 ha conseguido recaudar más de 250 millones de dólares con sus 48 conciertos logrando así superar los datos de la primera parte de la gira ‘On the Run’ en un 132%. Pero se quedaron por debajo de Taylor Swift, quien con un concierto menos, 47, recaudó unos 60 millones de dólares más que su contrincante.

De hecho, Taylor ocupa el puesto 21 según la lista de la revista Forbes de las 100 celebridades mejor pagadas del mundo, que encabeza el deportista Floyd Mayweather con 285 millones de dólares. Su contrincante Beyoncé ocupa el peldaño 35, con 60 millones de dólares, mientras Jay Z es el número 25 con 76,5 millones, lista en la cual Kanye West… no está.

Evidentemente quien ríe último, ríe mejor.

Esperamos tu comentario