Fragmento de obra Omi Obini (1943), de Wifredo Lam (Foto servida)

Los rivales, De Diego Rivera es la obra de un pintor latinoamericano que ha alcanzado más alto precio en una subasta. Pero eso podría convertirse en historia, cuando en la semana del 29 de junio la famosa casa de subastas Sotheby’s, dé el mazazo y diga: Vendido.

Los expertos piensan que la obra Omi Obini, podría llegar a valer entre 8 y 12 millones de dólares con lo cual se convertiría en un récord.

La obra forma parte de la colección privada de Isaac Lif, quien fue reconocido empresario cubano afincado en República Dominicana por 50 años, fundador de Radiocentro y destacado mecenas del arte y la pintura.

La colección de Lif, denominada El Espíritu de Vanguardia y formada por 35 obras, está considerada como una de las mayores compilaciones de arte surrealista y moderno de América Latina y se estima que en la subasta el valor de las pinturas supere todos los récords de arte latinoamericano. Más de 200 obras adicionales de la colección se presentarán en ventas posteriores en varias categorías a partir del próximo otoño hasta 2022.

Cortadores de caña, obra del cubano Mario Carreño (Foto servida)

Anclada por un conjunto excepcional y diverso de obras surrealistas de maestros como Wifredo Lam, Remedios Varo, Leonora Carrington y Frida Kahlo, la colección se complementa igualmente con pinturas sobresalientes de los artistas más consumados de la vanguardia cubana, incluidos Mario Carreño, Cundo Bermúdez, Mariano Rodríguez y René Portocarrero, así como ejemplos icónicos de los mejores artistas modernos de México, como Rufino Tamayo, José Clemente Orozco y David Alfaro Siqueiros. Retratando las costumbres locales y las realidades sociales, este notable grupo contempla la creciente preocupación de la región con la identidad y la identidad nacional.

Según Anna Di Stasi, directora de arte latinoamericano de Sotheby’s, esta colección “revela la presciencia de un ojo talentoso e inquisitivo, capaz de discernir obras de arte de calidad de museo antes de ser codiciadas por el mundo coleccionista en general. Con la integración del arte latinoamericano en nuestras subastas de arte impresionista, moderno y contemporáneo, estamos en una posición única para presentar un logro artístico tan incomparable en un escenario global, donde se presentará con orgullo junto a otras obras maestras del arte del siglo XX”.

Isaac Lif (Foto servida)

Omi Obini de 1943 fue realizada en el mismo año de La Jungla, la obra más importante de Lam, y Sotheby’s la ha incluido en la portada de su catálogo. El precio de salida de la obra es la estimación más alta en una subasta previa a la venta jamás realizada por una creación de este artista.

También se subastará una de las obras maestras definitorias de la carrera de Mario Carreño: Cortadores de caña de 1943. Pintado el mismo año que Omi Obini de Lam , el presente trabajo también manifiesta elementos de movimientos artísticos europeos como el cubismo y el surrealismo, al tiempo que confronta los disturbios sociales que estaban teniendo lugar en la región en ese momento. Sin embargo, a diferencia de Lam, Carreño refuerza su representación con un cubanismo palpable y descarado en su orgullo cubano, que revela las influencias de algunos de los muralistas más famosos de México, como David Alfaro Siqueiros.

Isaac Lif, fallecido el pasado noviembre, fue un reconocido mecenas de las artes y un respetado coleccionista privado. De familia de origen cubano, vivió durante más de cincuenta años en República Dominicana, donde fundó la empresa dedicada a la importación y venta de electrodomésticos Radiocentro.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here