Maridalia en escena (Foto servida)

SD. Maridalia Hernández pudo llegar a ser una super estrella de la música latina, de no haber sido por su casa disquera y la soga al cuello por muchos años. De esa historia salió ya en un tiempo en que la industria se había desplomado y la música urbana era y sigue siendo, la que prima. Pero su calidad artística es de la más alta de la historia musical del Caribe. Siendo una de las mejores voces que ha dado esta cultura, su presencia debería ser mucho más asidua en los escenarios.

Maridalia con la orquesta de Leo Pimentel (Foto servida)

Por eso hay que aplaudir la iniciativa de la empresa Big Show Pro, de Nestor Caro, el Empresario del Buen Gusto, que ofreció el sábado por la noche un concierto de lujo con Maridalia Hernández, quien lució impresionante en al teatro La Fiesta del hotel Jaragua con su canto en solitario y junto a invitados especiales, como el puertorriqueño Danny Rivera, la merenguera dominicana Milly Quezada y el guitarrista y cantautor cubano-dominicano, Carlos Luis.

Acompañada de una orquesta compuesta por 12 músicos, bajo la dirección del maestro Leo Pimentel, y dos coristas, la voz y el encanto de Maridalia deleitaron al público desde “Canta mundo”, la primera pieza de un cancionero que recorrió toda la historia musical de esta brillante artista.

“Gracias por siempre estar y por el apoyo. Ese cariño me hace bien”, expresó la intérprete al dar inicio al concierto “Simplemente Maridalia”, donde el público coreó y bailó las canciones “de compositores maravillosos de este país y de otras naciones” que han enriquecido su repertorio, como “La noche”, “Hiéreme otra vez”, “Holas y arenas”, “Poquita fe” y “Vamos a ver”.

Carlos Luis, una de las mejores guitarras, amén de ser un gran trovador, esta vez junto a Maridalia (Foto servida)

Entre anécdotas, risas y aplausos ofreció 23 temas, algunos de ellos en compañía de figuras con el nivel musical de Carlos Luis, quien a solas interpretó “Canam” y luego Maridalia se unió para deleitar juntos con “Tú no sabes”.

Al desfile de estrellas invitadas se unió Danny Rivera. “Te voy a dedicar mi canción, porque te mereces todas las canciones del planeta”, dijo el artista nacionalizado dominicano cuando salió al escenario alrededor de las 10:50 para dar la bienvenida con “Quiéreme mucho”, de Gonzalo Roig y más tarde regresó al escenario para cantar a dúo con Maridalia “Por amor”, de Rafael Solano el himno del amor dominicano que acaba de cumplir esta semana 50 años.

Con Danny Rivera (Foto servida)

La noche continuó con sus notas más romántica con “Quien no sabe de amor” y luego aderezó el cancionero con una pieza fundamental del repertorio de John Lennon, el sencillo más vendido en la carrera como solista del cantautor británico, “Imagine”.

Mayor profundidad le otorgó a “Simplemente Maridalia” con las melodías de “Balada para un loco”, “Nuestro amor”, “Andresito Reina”, “Culpable de amarte” y “Te ofrezco”. Sorprendiendo a todos, incluso a la misma Maridalia, cuando el maestro Manuel Tejada subió a escena acompañando los últimos acordes de la canción “Para quererte”, la cual le mereció a la artista el primer lugar del Festival de Viña del Mar en 1986.

Manuel Tejada subió espontáneamente a escena (Foto servida)
Milly Quezada y Maridalia cantaron el último tramo del concierto (Foto servida)

“Mosaico Latino” y “Santiago en coche”, de Adalberto Alvarez, le añadieron más movimiento al concierto antes de ofrecer la última sorpresa que le puso sabor navideño a la noche, “Volvió Juanita”, en compañía de la “reina del merengue”, Milly Quezada. También le sumaron más merengue a la fiesta, para que el público convirtiera el teatro en una pista de baile, al ritmo de “La Pimienta es la que pica”.

Pasadas las 12:00 de la medianoche, Maridalia ofreció “Vivo enamorado”, para cerrar con broche de oro un recorrido de lujo de aquellos éxitos que la colocaron en el gusto popular como una gloria de la canción latinoamericana, que nos de todos modos.

Esperamos tu comentario