Fachada del edificio de la SGAE, de noche (Fuente Externa)

MADRID. El Ministerio de Cultura español, a través de su cabeza líder expresó estar dispuesto a no seguir adelante con la intervención parcial de la Sociedad General de Autores y Editores si la entidad de gestión “quiere arreglar” los tres puntos cuya modificación resulta fundamental para el Gobierno.

“Si la SGAE quiere arreglar los temas, éstos decaerán”, dijo José Guirao, ministro de Cultura, sobre su postura ante esta intervención parcial que pedirá a la Justicia “esta misma semana” para que la SGAE cambie sus estatutos y los adapte a la ley, revise los criterios de reparto del dinero recaudado por la entidad entre los diversos colegios que la conforman y habilite el sistema de voto electrónico.

El salve a la sociedad que está desde hace años en la palestra pública, ha sido dicho casi al unísono que el periódico Eldiario.es publicara un dato interesante que se arrastraba en secreto desde los tiempos de Teddy Bautista era el zar absoluto de los derechos de autor en España y en parte de Iberoamérica.

El periódico digital español Ediario.es investigó que la Fundación Autor, dependiente de la SGAE, gastó 35.000 dólares en 1997 para pagar un máster en la Universidad de Columbia a Adriana Moscoso, actual directora general de Industrias Culturales y Cooperación del Ministerio de Cultura, quien es hija de quien por aquellos tiempos era el ministro de Cultura, organismo que a su vez fiscaliza a la SGAE.

Así, se supo que la SGAE de Teddy Bautista pagó el máster a la hija del exministro simulando un “convenio con la Universidad de Columbia” del que la Moscoso fue única beneficiada y que según parece nunca existió, pues el medio ha indagado con la Universidad de Columbia y con la SGA sobre la existencia de algún papel que demuestre la existencia de ese acuerdo y este no ha llegado ni por un lado ni por el otro.

Adriana Moscoso es hija de Javier Moscoso, que fue ministro de la Presidencia del primer gobierno de Felipe González y más tarde Fiscal General del Estado. Tras dejar la primera línea de la política, entre 1990 y 1995, Javier Moscoso fue secretario del consejo de administración de la SGAE y máximo responsable de sus servicios jurídicos.

La Dirección General de Industrias Culturales, que ocupa actualmente Adriana Moscoso, se ocupa de fiscalizar a la SGAE y también desde su departamento se dirige la probable intervención de esta entidad, que el Ministerio de Cultura ha solicitado ante un juez.

Esperamos tu comentario