El ministro Selman dirigiéndose a sus colaboradores (Foto servida)

SD. Parece que todo sigue evolucionando bien con la llegada del nuevo ministro al edificio del obelisco macho del malecón.

Eduardo Selman acaba de realizar su primera reunión ampliada con los viceministros, directores generales, directores y encargados de los distintos departamentos del Ministerio de Cultura, a quienes instó trabajar con entusiasmo en sus respectivas responsabilidades. Se pudiera decir que fue poner los puntos sobre las íes.

La reunión se realizó en la Sala Aída Bonnelly de Díaz del Teatro Nacional, donde el ministro expresó sus intenciones de trabajar en armonía, al exponer el criterio de que el Ministerio de Cultura no lo hace solo el ministro, sino todo su personal. A la misma asistieron algunos funcionarios que antes habían sido enajenados del Ministerio de Cultura en contra de su voluntad.

En primer plano, viceministros y algunos directores como Yvette Marichal, con cartera negra (Foto servida)

El también arquitecto expresó sus aspiraciones de que fuese “un encuentro fraternal, sincero, debe ser honesto, debe ser un encuentro de colaboradores y compañeros de trabajo, porque eso es lo que yo me siento ser”.

Hasta ahora las apariciones públicas que ha hecho, han dejado un buen sabor en quienes lo observan con toda la esperanza en que logre llevar por buena ruta los rumbos del Ministerio de Cultura.

Entre las medidas que parece haber tomado, está el hecho de que nadie habla por él y aparece solo, sin nadie que haga por él su trabajo, el de ministro.

Por otra parte, parece que se avanza rápidamente en una solución al paro que mantienen hace varias semanas bailarines y actores de las principales compañías del país, según fuentes que solicitaron el anonimato a Notaclave.com.

Selman, quien fuera Cónsul en Nueva York, se definió como un hombre afortunado, exitoso, en su profesión de arquitecto, como empresario, político, padre y amigo, y agregó que no pretende que su gestión como ministro de Cultura sea un fracaso: “De modo que, todo esto que les digo es para que sientan que yo soy un ser humano igual que ustedes; pero para mí, cuenta mucho la relación personal. Si hay algún inconveniente o una dificultad lo mejor es tratarlo y decirlo, pero no hacer de eso un tema para criticar o para fomentar disgusto”, destacó.

Exhortó a los funcionarios que cualquier dificultad que encuentren en sus funciones es de fácil solución: “solo tenemos que conversarlo y discutirlo. Siempre tengan presente que me voy a ir por el lado institucional y por el lado de la razón, nunca voy hacer de otra manera”.

“Estoy diciéndoles esto para que ustedes capten un poquito mi forma de ser, de pensar y actuar. Trataré siempre de manejarme como les estoy hablando, pero no me gustan los chismes, las habladurías y las traiciones, porque no tengo temperamento para eso, si tengo que soportarlo, me voy”, manifestó.

Selman agregó que junto a sus colaboradores tiene a manos la posibilidad de hacer algo que todavía está en proceso: hacer del Ministerio de Cultura una institución exitosa. Eso pese a que el presupuesto no es suficiente para lo que quiere hacer desde esta institución: “pero es lo que tenemos, y con eso tenemos que manejarnos. Desde luego, sé que soy un buen interlocutor frente al presidente y en la medida que sea posible trataré de conseguir de él, que nos ayude, sobre todo en metas y objetivos importantes para la nación”.

Niní Cáffaro y otros funcionarios del sistema institucional del Ministerio de Cultura (Foto servida)

Manifestó que su compromiso y de todos los presentes debe ser que el Ministerio de Cultura funcione como una entidad eficiente: “una entidad que va a multiplicar lo que recibe del propio pueblo, porque los recursos que el presidente nos asignó son los fondos que paga el pueblo a través de los impuestos”.

“No será posible que yo solo, desde un despacho, pueda alcanzar los logros y metas que tenemos como ministerio, como colectividad al servicio del pueblo. Vine a pedirles que nos ayuden, que sean parte del ministerio, que cada entidad o institución sepa que tiene en mí a un aliado”, manifestó.

Por igual, dijo que: “no es posible que cada una de las entidades que conforman el Ministerio de Cultura ande por su lado” y advirtió firmemente que “hay una sola dirección y está en mis manos, con la colaboración de cada uno de ustedes”.

“Les pido que siempre tengan los oídos bien abiertos y la vista abierta si se puede decir así, para que podamos, juntos, hacer el mejor Ministerio de Cultura que haya tenido la República”.

Entre los asistentes a la reunión estuvieron los viceministros Federico Henríquez Gratereaux, Carlos Santos, Carlos Cayo Espinal, Oscar Holguín Veras, así como la directora del gabinete ministerial, Ellen Martínez, el director de Bellas Artes, Félix Germán, Ruth Herrera, directora general de la Feria del Libro y Niní Cáffaro, director del Teatro Nacional, así como los directores del Ballet Nacional Dominicano, la Compañía Nacional de Teatro, entre otras instituciones.

Esperamos tu comentario

Alfonso Quiñones (Cuba, 1959). Periodista, poeta, culturólogo, productor de cine y del programa de TV Confabulaciones