Roger Zayas en su exposición (Foto servida)

Roger Zayas, forma parte del rostro colectivo de la 440, la orquesta que acompaña a Juan Luis Guerra. De hecho es el único fundador junto a Juan Luis del original cuarteto vocal que se convirtió en un proyecto renovador de la música dominicana y caribeña de la época, y que luego derivó en Juan Luis Guerra convertido en una súper estrella junto a 440.

De un tiempo a esta parte, a Roger le ha dado por tirar fotos, pero no como haría todo el que tiene un celular, sino a hacer fotos con un sentido estético.

Los Zayas-Bazán en una sola foto (Foto servida)

Este martes inauguró en el Centro de la Imagen dirigido por Mayra Johnson, la muestra «En vivo…!» 

Roger maneja su auto mientras le llega la llamada de Nota Clave. Pasado unos minutos llegan las respuestas de regreso en cápsulas de voz.

Amaury Sánchez con Roger Zayas

P. ¿De qué va En vivo..!?

R. «En vivo…!» es una muestra de 22 obras de fotografías en blanco y negro, de músicas de la calle.Un tema que siempre me ha apasionado muchísimo. Los músicos de la calle son una casta dentro de la música, que siempre me han llamado la atención por su dignidad, su entrega a lo que hacen, con tal de conseguir unas pequeñas monedas. Donde quiera que me encuentro un músico en la calle trato de prestarle mi atención y ayudarlo como sea.

Pero mira…

P. ¿Para ti la fotografía es un hobby o una pasión?

R. Comenzó siendo un hobby, pero lo comencé muy tarde. Toda la vida e apasionó. Me encantaba buscar fotografías, principalmente en blanco y negro de los grandes fotógrafos de antes: Ansel Adams, Cartier Bresson, ese tipo de gente… En el área de la fotografía de moda descollaron gente también como Richard Avedon. Siempre me llamaba la atención, pero nunca lo consideré hasta que me cayó en las manos una cámara análoga que me regaló Juan Luis durante una gira que cumplí años. Y ahi me entregué de lleno, para más o menos aprender a manejar la cámara. Tuve la suerte que un hermano de toda la vida, que trabajaba haciendo luces con nosotros, era fotógrafo también, que es Álmar Gomez. Y él teniendo el lenguaje de la luz, tenía una visión más directa del manejo y la composición. Y eso me ayudó muchísimo. Al día de hoy la fotografía se ha convertido en una segunda carrera. La llevo de la mano con todo lo demás que hago y busco mejorar cada día más en eso. Precisamente para recuperar el tiempo perdido.

Un invitado a la inauguración y una buena foto del hijo de Roger

P. ¿Cuánto tiempo te ha llevado gestarlo?

R. El músico de la calle fue un proyecto sin agenda en el tiempo. Yo iba acumulando fotografías a medida que iba encontrando con sujetos en la calle y las tenía ahí guardada. Hace un tiempo presenté cinco o seis en una colectiva, que estaba produciendo la gente de la Alianza Francesa junto a cinco fotógrafos más. Pero eso fue prácticamente privado, no tuvo mucha difusión.

Mayra Johnson directora del Centro de la Imagen, quien coordinó mi exposición anterior titulada Travesías, me escribió a principios de año para decirme que ya era necesario que de nuevo expusiera, que me buscara un tema. Le dije que estaba haciendo esto, tal y tal. Buscando y buscando en los archivos de gira principalmente, fui encontrando y evaluando cuál valía la pena trabajar, cuáles podrían ser buenas fotos o no. Y luego me dediqué a buscar unos cuantos más aquí para completar. En total es un trabajo de muchos años que fue acumulándose poco a poco.

Mayra Johnson a la izquierda junto a unos amigos de Roger, quien los abraza, a la extrema derecha Carlos Acero (Foto servida)

P. ¿Tienes fe en que la Ley de Mecenazgo pueda ayudar a que el arte tenga un mejor reconocimiento social?

R.  No solamente creo que puede ayudar muchisísimo, sino que es muy necesaria, porque hay muchos artistas que no tienen los medios ni la exposición del trabajo que hacen. Hacer este tipo de exposiciones conlleva un gasto de dinero grandísimo. Si no fuera por los  patrocinadores a quienes les agradezco muchísimo, esto fuera imposible. Hay que gastar mucho dinero en la impresión y enmarcado, en la diagram ación e impresión de los programas de mano, las invitaciones. Todo eso lleva mucho dinero. Con una Ley de Mecenazgo que al menos te cubra, vamos a decir, la producción de tu show uno iría mucho más suave y así se podría dar a conocer muchos nuevos talentos.

Observando

P. ¿Cómo compartes 440 con la fotografía? ¿No chocan?

R.  No. Siempre ando con mi cámara, sobre todo cuando ando de gira, porque a veces vamos a países que Dios sabe cuándo volveremos. Y trato de documentar lo más que pueda, en el tiempo libre obviamente, pues no puedo hacerlo cuando tenemos prueba de sonido o cosas así. Trato sí de sacar un tiempito para mí, escaparme a hacer fotos. O si salimos en un grupo siempre estoy pendiente de hacer alguna foto. Muchas veces me han dejado votado porque he estado haciendo fotos. Pero es la forma de buscar un tiempito para mí y expresarme personalmente a través de lo visual, no solamente lo musical.

Programa de mano

P. Cuando giras haces fotos? Te animas a hacer una muestra de esas fotos: De gira…!

R. La contesté básicamente en la pregunta anterior. No puedo hacer fotos cuando estoy en tarima. Sí hago las fotos durante los viajes y eso, pero no sé si son fotos para mostrar en exposición, porque son más los momentos personales de nosotros, en pruebas de sonido, en los autobuses, en los aviones. Habría que hacer una curaduría extensa y profunda a ver qué podría salir de ahí.  Una vez lo pensé como un libro, pero ya eso abarca otras cosas, con aspectos personales y legales con los que tendría que lidiar. Pero siempre me ha llamado la atención.

(El autor de las fotos que no son «Fotos servidas» y acompañan esta entrevista fueron realizadas por Jean Michel Zayas, hijo de Roger… hijo de gato caza ratón)

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here