Felipe de Edimburgo y su nieto Harry (Fuente externa)

El fallecimiento del príncipe Felipe de Edimburgo, faltando unos 60 días para cumplir 100 años, deja seguramente desconsolada a la reina Isabel II del Reino Unido, quien dentro de 16 días cumplirá 95 años de edad, el 21 de abril próximo.

La muerte del consorte de la reina ha provocado la reacción de numerosos monarcas, jefes de Estado, y personalidades destacadas del mundo entero.

Y es como si el mundo entero, más pendenciero que nunca antes, mirara hacia Harry y Meghan, quien está embarazada de una niña. Desde la página web de la fundación Archewell han externado un escueto mensaje. Al entrar a Archewell.com lo único que encontrarán los visitantes es una página en gris con unas palabras en blancoque rezan: “En memoria de Su Alteza Real, el Duque de Edimburgo. Gracias por tu servicio… Se te va a echar mucho de menos”.

El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden y su esposa Jill Biden publicaron un comunicado que reza: «En nombre de todo el pueblo de los Estados Unidos, enviamos nuestro más sentido pésame a Su Majestad la Reina Isabel II, a toda la Familia Real y a todo el pueblo del Reino Unido por la muerte de Su Alteza Real el Príncipe Felipe, Duque de Edimburgo. En el transcurso de sus 99 años de vida, vio que nuestro mundo cambiaba de manera dramática y repetida. Desde su servicio durante la Segunda Guerra Mundial, hasta sus 73 años junto a la Reina y toda su vida en el ojo público, el Príncipe Felipe se dedicó con gusto a la gente del Reino Unido, la Commonwealth y su familia. El impacto de sus décadas de servicio público devoto es evidente en las dignas causas que levantó como patrón, en los esfuerzos ambientales que defendió, en los miembros de las Fuerzas Armadas que apoyó, en los jóvenes que inspiró, y mucho más. Su legado vivirá no solo a través de su familia, sino en todos los esfuerzos caritativos que formó.

Jill y yo mantendremos a los hijos, nietos y bisnietos de la Reina y el Príncipe Felipe en nuestros corazones durante este tiempo», concluye el comunicado.

Entre los primeros monarcas en reaccionar al fallecimiento de Su Alteza Real, se encuentran los reyes Felipe II de España y Letizia, quienes fueron los últimos reyes que el fallecido príncipe recibió durante su visita oficial a Reino Unido en 2017. Felipe de Edimburgo, era tío segundo de la reina Sofía, madre del rey español, por tanto, la familiaridad y reverencia es evidente en el mensaje de condolencia enviado por los monarcas españoles a la reina Isabel II: «Querida tía Lilibeth: Hemos sentido una profunda tristeza al recibir la noticia del fallecimiento de nuestro querido tío Philip. En estos momentos dolorosos, queremos trasladaros nuestras más sentidas condolencias en nombre del Gobierno y del pueblo español, así como también toda nuestra cercanía y apoyo. Nunca olvidaremos las ocasiones que pudimos compartir con él ni el legado de servicio y dedicación a la Corona y al Reino Unido que siempre desempeñó a vuestro lado. Nuestros pensamientos y oraciones están con vuestra Majestad y con toda la familia. Con todo nuestro cariño y afecto, Felipe y Letizia».

El rey Harald de Noruega, envió sus condolencias “a la reina Isabel II, al resto de su familia y al pueblo británico” y ha mandado que la bandera de su palacio ondee también a media asta.

Mientras, el rey Carlos Gustavo de Suecia expresó que “El servicio que prestó a su país será siempre una inspiración para todos nosotros” refiriéndose al fallecido príncipe Felipe de Edimburgo.

Entre las condolencias está la de Justin Trudeau 23 primer ministro canadiense, quien en su cuenta de Twitter expresó: «Fue con profunda tristeza que me enteré hoy del fallecimiento del duque de Edimburgo. Un hombre de gran propósito y convicción, que fue motivado por un sentido del deber hacia los demás. El Príncipe Felipe contribuyó mucho al tejido social de nuestro país y del mundo».

«El príncipe Felipe será recordado como un oficial naval condecorado, un filántropo dedicado y una constante en la vida de la reina Isabel II. Los pensamientos de todos los canadienses están con ella y toda la Familia Real mientras lamentan esta pérdida significativa», expuso.

Por su parte, el presidente italiano Sergio Mattarella, envió el siguiente mensaje a Su Majestad Isabel II, Reina del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte: «Al conocer la noticia de la muerte de Su Alteza Real el Príncipe Felipe de Edimburgo, deseo extender a Su Majestad, la Familia Real y todos los ciudadanos del Reino Unido mi más sincero y personal pésame de la República Italiana.

El recuerdo de una figura que desde hace más de setenta años ha ofrecido su servicio a la Corona y al Reino Unido con ejemplar dedicación está vivo en multitud de personas de todo el mundo, acompañando la evolución de su país con espíritu abierto e innovador.

Con motivo de sus visitas a Italia, el príncipe Felipe siempre ha mostrado una sincera amistad con el pueblo italiano, que guarda un agradecido recuerdo de su profunda admiración por el patrimonio artístico y cultural del hermoso país.

Acepte, Majestad, las expresiones de mi más sentido pésame y los sentidos de mi consideración personal ».

El presidente ruso Vladimir Putin por su parte, envió un telegrama que reza: “El nombre de su Alteza Real está relacionado con muchos importantes acontecimientos en la novísima historia de nuestros países. Contaba con el respeto de los británicos y disfrutaba de autoridad internacional”, señala la misiva. Además de expresarle sus “profundas” condolencias, el jefe del Kremlin le deseó a Isabel II coraje y paz espiritual ante una pérdida tan pesada e irreparable. También le pidió que transmita sus palabras de pésame a todos los miembros de la familia real británica, por la muerte de quien fuese tataranieto del asesinado zar Nikolai I.

El Patriarca de Toda Rusia, Kirill, considerado el papa de la religión ortodoxa, publicó sus condolencias.

«Recibí con tristeza la noticia del fallecimiento de su esposo, el príncipe Felipe, duque de Edimburgo. Le hago llegar a su majestad y en su persona a todo el pueblo británico mis más profundas condolencias», indicó el Patriarca, quien recordó que su alteza «mantenía cálidos sentimientos por la cultura y las tradiciones ortodoxas».

Kiril recordó que el fallecido cónyuge de la reina Isabel II era representante de la línea griega de la dinastía de Oldenburgo y «fue uno de los administradores honorarios de la organización pública Amigos del Monte Athos».

“Realmente entristecido por la pérdida del príncipe Felipe, quien hizo de Malta su hogar y regresó aquí tan a menudo. Nuestra gente siempre atesorará su memoria“, escribió el primer ministro, Robert Abela. Felipe de Edimburgo e Isabel II pasaron dos años en Malta, donde estuvo destinado en la Armada, antes de que el rey Jorge VI muriera en 1952.

El ex presidente Barack Obama, y su esposa Michelle, también han tenido palabras de cariño hacia el esposo de la reina Isabel II al que conocieron durante sus años en la Casa Blanca. “El príncipe Felipe, en particular, fue amable y cálido, con un ingenio agudo y un buen humor infalible”, recuerdan de su visita al palacio de Buckingham en 2009. “Lo echaremos profundamente de menos”, han asegurado.

(Con informes de agencias, redes sociales y medios con EFE, France 24, Vanity Fair, Sputnik, La República (Perú), etc.) 

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here