La Delegación Permanente de la República Dominicana ante la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) realizó el panel virtual “Servicios de salud en la República Dominicana, durante y después el COVID-19”, donde intervino como invitado especial, Chanel Rosa Chupany, director ejecutivo del Servicio Nacional de Salud (SNS).

Chanel Rosa, centró su participación en presentar un panorama de cómo la institución que dirige ha orientado sus esfuerzos en el desarrollo y fortalecimiento de la provisión de servicios de salud, a través de los Servicios Regionales organizados en Red, de acuerdo con los valores y principios del Modelo de Atención, para contribuir a la salud de las personas, familias y comunidades, especialmente en respuesta a la titánica labor por la que atraviesa el mundo frente de la pandemia del Covid-19.

El funcionario ante el SNS, presentó informaciones detalladas sobre las medidas que se vienen implementando en el país para contener la propagación del virus.

“El Sistema de Salud no ha colapsado, tenemos 151 hospitales recibiendo los pacientes del Covid-19, 2, 733 camas, 138 ventiladores, más de cien mil unidades de tratamiento, de las cuales a la fecha más de 400 mil han sido distribuidas en el sector privado y el sector público, pero al mismo tiempo continuamos asegurando el seguimiento médico de la población”, precisó Rosa Chupany.

Exhortó a la ciudadanía a continuar haciendo su seguimiento médico y mantener la vacunación de los menores. Anunció la creación de una Comisión de asesores que evaluará la gestión de la crisis sanitaria para identificar los aciertos y fallas de la respuesta gubernamental.

Añadió que, “la discusión ahora es cuándo estaremos en condiciones de abrir las fronteras y levantar el plan de contingencia porque no se ha llegado al pico de la crisis”.

La responsabilidad individual frente al riesgo común que representa la propagación del virus, fue una reflexión compartida por los participantes, que se acordaron en la necesidad de responsabilizar la ciudadanía para aplicar los gestos barrera como el lavado frecuente de las manos, el porte de mascarillas y el distanciamiento social.

“Creo que la República Dominicana no tiene nada que envidiar a Europa”, precisó la Doctora Raquel Glenys Mercedes Mojica, cirujana dominicana, que ejerce en un hospital de París.

“Ante el COVID-19, la República Dominicana está haciendo lo que se debe hacer, en el contexto nacional, para proteger la ciudadanía”, agregó la galena instalada en París.

En el encuentro remoto estuvieron conectados, además, los embajadores dominicanos ante el Reino de España, Olivo Rodriguez Huertas y Josué Fiallo, representante permanente ante la Organización de Estados Americanos (OEA), del mismo modo, la diplomática Laura Faxas y miembros de la comunidad.

El panel estuvo moderado por el embajador dominicano ante la UNESCO, José Antonio Rodríguez, junto a los funcionarios que le acompañan al frente de la misión diplomática.

Esperamos tu comentario