La especialista durante su disertación (Foto servida)

SD. Las autoridades de salud y la organización Society Famimy Health (SFH) buscan mejorar la atención en salud mental en el país, a través de un proyecto que promueve su integración a la atención primaria.

La psicóloga Wendy Alba, directora de SFH, explicó que el objetivo del proyecto “El poder de la atención primaria para servicios de salud mental” es contribuir a reducir las brechas de atención que existen en ese ámbito y fortalecer la prevención, con la participación de las comunidades.

“Integrar la salud mental al primer nivel de atención y fortalecer las intervenciones comunitarias puede mejorar significativamente los impactos, reducir los costos y variar positivamente los indicadores actuales”, adujo.

El proyecto se desarrolla en base a una alianza entre SFH, Ministerio de Salud, a través de su Departamento de Salud Mental, y Servicio Nacional de Salud (SNS) en Santo Domingo Este, Salcedo, Puerto Plata, Monte Plata y Barahona.

Según estudios citados por Alba, los problemas de salud mental más frecuentes en la sociedad dominicana son la depresión, el estrés y las situaciones derivadas del consumo de alcohol y de sustancias, de la situación social y económica, y del entorno familiar.
Alba aseguró que siempre será menos costoso prevenir las enfermedades que curarlas, y añadió que la presencia de profesionales de salud mental en los escenarios de prevención y de atención es esencial para garantizar el acceso a los servicios y a la educación e información en ese ámbito.

”En el primer nivel de atención puede estar la clave de un mayor impacto”, opinó.

Déficit de recursos humanos

Sin embargo, Wendy Alba aseguró que en la República Dominicana hay un déficit de recursos humanos en salud mental, ocasionado a la falta de colocación de muchos profesionales en los centros de atención.

“Superar el déficit de recursos humanos en salud mental es uno de los retos pendientes en los planes en curso”, expresó.

Dijo que la concentración de los profesionales en Santo 
Domingo y “Santiago es uno de los componentes de la problemática en salud mental. “Esa situación de concentración -agregó- pone en posición vulnerable la atención a la salud mental en el resto del país”.
Según el estudio “Análisis de situación en salud mental y atención primaria”, presentado en enero de este año por SFH, en la República Dominicana hay seis profesionales de salud mental por cada cien mil habitantes, mientras el estándar de la Organización Mundial de la Salud (OMS) es de 15.9.

“El reto está claro: aumentar y capacitar el recurso humano en salud mental, desconcentrar los servicios e integrarlos a la atención primaria para reducir los costos y aumentar la eficacia”, precisó Alba.

La profesional observó que el proyecto “El poder de la atención primaria para servicios de salud mental” capacita a los proveedores de salud y líderes comunitarias para facilitar la inclusión de la salud mental en el primer nivel de atención.

Citó entre otros desafíos mejorar la inversión de recursos económicos.

Según el estudio sobre salud mental, la Republica Dominicana destina menos del cinco por ciento de su presupuesto de salud a ese componente.

Recientemente, el Ministerio de Salud presentó un Plan de Salud Mental 2019-2022, que contempla estrategias y programas de prevención, promoción, atención integral, rehabilitación e inclusión social de pacientes.

La directora Wendy Alba advirtió que los problemas de salud mental afectan la calidad de vida y la capacidad productiva de las personas.

En su opinión, las intervenciones en salud mental deben tomar en cuenta las diferencias de sexo debido a que las mujeres sufren más de depresión y ansiedad, mientras los son más afectados por el consumo de alcohol y sustancias adictivas.

Esperamos tu comentario