Diez años después, Microsoft se sacude de la inercia y presenta su Windows 11, resultado de años de aprendizaje y experiencias con el resto del catálogo de software de Microsoft. Ofrece un buen puñado de novedades, principalmente en lo visual y a la vez conserva funciones y características de las que sería difícil desprenderse. No solo por tener un papel clave en el funcionamiento general de Windows, sino también porque forman parte de la experiencia diaria de millones de personas.

La nueva interfaz es el principal atractivo de Windows 11, inspirado en múltiples detalles del cancelado Windows 10X. Microsoft señala que ningún pixel se ha descuidado, sobre todo en el escritorio. Es en esta sección donde salta a la vista la primera gran novedad: nueva barra de tareas. Durante años el menú de inicio y los íconos se ubicaban en la parte izquierda de la barra inferior. Ahora, sin embargo, están centrados.

Según la publicación de Hipertextual, esto es importante porque se trata de un elemento con el que los usuarios actúan constantemente. Un simple cambio de ubicación alterará la experiencia del usuario, aseguran. Y con la reubicación de los elementos inferiores llega también un nuevo menú de inicio. Los Live Tiles son algo del pasado y en su lugar aparece una cuadrícula con los íconos de las aplicaciones que usadas más recientemente, además de la clásica barra de búsqueda. Los botones para apagar, reiniciar o suspender el equipo siguen ahí.

El menú de inicio de Windows 11 apuesta por esquinas redondeadas, transparencias y nuevas animaciones. Estos detalles se extenderán a toda la interfaz del sistema operativo, logrando así una consistencia visual. Otra novedad: ahora será posible gestionar la experiencia multitarea desde el botón para redimensionar las ventanas. Al dejar el cursor aparecerá un organizador (Snap Group) para ubicarlas en cualquier sección de la pantalla. Si usas monitores, tu organización de ventanas se guardará incluso tras desconectar el monitor.

Windows 11 presume un panel de Widgets con información útil. Este se despliega desde la izquierda y, desde luego, es completamente personalizable. En primera instancia pudimos ver Widgets del calendario, fotos recientes, clima, información de tráfico, una lista de tareas a través de Microsoft To Do e incluso una barra de búsqueda para realizar consultas en la web —por medio de Bing—. Afortunadamente, los desarrolladores podrán crear sus propias propuestas respetando los lineamientos en diseño.

Según ha comunicado Microsoft, los updates ahora serán 40% más pequeños y su descarga ocurrirá en segundo plano. Fin a las molestas interrupciones.

Microsoft Team estará integrada y podrás acceder a tu lista de chats directamente desde la barra de tareas. De igual manera será posible buscar conversaciones, iniciar un nuevo chat o videollamada sin la necesidad de abrir la aplicación.

Xbox es una plataforma clave en la filosofía actual de Microsoft, y esto estará reflejado en Windows 11. Una de las principales novedades para los jugadores es Auto HDR, una característica que debutó en la Xbox Series X|S. Básicamente permite que una gran cantidad de juegos compatibles con DirectX 11 y DirectX 12 puedan abrazar al HDR de manera automática; incluso cuando estos títulos llegaron al mercado sin soporte oficial para alto rango dinámico.

La aplicación de Xbox, junto a xCloud, estará integrada de manera nativa en Windows 11. Su interfaz da prioridad a los más de 100 juegos incluidos en Xbox Game Pass para PC, dividiéndolos por sección según su género, franquicia o lanzamiento. Desde esta misma app donde los usuarios podrán comunicarse con sus amigos o adquirir nuevos juegos a través de la Microsoft Store. Los tiempos de carga se reducirán significativamente gracias a DirectStorage, siempre y cuando el ordenador tenga una unidad de almacenamiento NVMe.

Otra plataforma que gana importancia con la llegada de Windows 11 es la Microsoft Store. Presenta un nuevo diseño más limpio y ordenado y abre sus puertas a las aplicaciones de importantes compañías como Adobe. Microsoft permitirá que las apps de tercero usen sus propias sistemas de pago —para ofrecer suscripciones, por ejemplo— sin cobrar comisiones. Es decir, los desarrolladores se quedarán con el 100% del ingreso.

Muchas personas que usan Windows poseen un dispositivo Android y, por esta razón, la integración entre ambos sistemas se ha fortalecido con el paso de los años. Windows 11 da un paso clave en este sentido, pues será posible instalar y ejecutar aplicaciones de Android gracias a un acuerdo con Amazon y la tecnología Bridge de Intel.

Microsoft todavía no revela la fecha de lanzamiento de Windows 11. Se espera, sin embargo, que esté disponible durante los últimos meses del presente año. Si ya tienes Windows 10, no necesitarás abrir la cartera para actualizar a Windows 11; el update será gratuito. El ordenador debe cumplir con ciertos requerimientos técnicos.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here