Alejandro Fernández W, superintendente de Bancos, observa en acompañamiento de Christopher Paniagua, presidente ejecutivo del Banco Popular Dominicano; y el ingeniero José Hernández Caamaño, vicepresidente del Área de Ingeniería del Banco Popular (Foto servida)

Con la presencia del nuevo superintendente de Bancos, Alejandro Fernández W., el Banco Popular Dominicano dio formal apertura a su nuevo modelo de oficinas híbridas, iniciando en las ciudades de San Cristóbal y Bonao.

El acto de apertura de ambas sucursales sirvió para presentar los detalles de este modelo híbrido de servicios bancarios, que combina la atención tradicional con una mayor disposición de canales digitales, de una forma didáctica e intuitiva para los clientes, con el propósito de facilitar su migración al mundo digital.

Este modelo de oficinas híbridas, innovador en el país, sigue la tendencia internacional de las grandes entidades financieras en otros mercados.

Jorge Jana, José Mármol, René Grullón Finet, Alejandro Fernández W., Christopher Paniagua, Francisco Ramírez, Leonte Brea y José Hernández Caamaño., en la inauguración de una de las unidades (Foto servida)

En detalle, estas primeras oficinas híbridas que abren sus puertas en San Cristóbal y Bonao incluyen amplias áreas de autoservicio, con cajeros automáticos multifuncionales, que cuentan con tecnología biométrica para autenticar al cliente mediante su huella dactilar y que están habilitados para realizar operaciones sin tarjetas.

En adición, las oficinas disponen de módulos de Internet Banking y Telebanco Popular, señal de Wi-Fi público para descargar o actualizar la App Popular, salones de negocios multimedia a disposición de los clientes y cabinas de asesoría de negocios, donde se podrán realizar reuniones individuales con los oficiales bancarios.

Francisco Ramírez, vicepresidente ejecutivo de Negocios Personales y Sucursales, en las palabras de inauguración (Foto servida)

Impacto social y ambiental

Son también oficinas que cuentan con criterios de integración social para las personas con discapacidad, que podrán acceder a través de rampas y serán atendidos en cajas adaptadas a sus necesidades.

Bonao y San Cristóbal II también se suman a la red de oficinas fotovoltaicas del Popular, incorporando energía solar a sus operaciones con casi 400 paneles entre ambas sucursales y una potencia pico de 74.24 kilovatios por cada oficina.

En el nuevo modelo híbrido, las sucursales del Popular cuentan con salones de negocios a disposición de los clientes y cabinas de asesoría de negocios (Foto servida)

Compromiso con la inclusión bancaria

En sus palabras durante el acto, el presidente ejecutivo del Banco Popular, señor Christopher Paniagua, indicó que con este nuevo modelo de atención en sucursales, la entidad bancaria afianza su liderazgo en la banca de vanguardia para respaldar los proyectos empresariales y personales de la población de estos municipios y favorecer “el dinamismo económico, la creación de empleo y el desarrollo sostenible de sus comunidades”. Asimismo, añadió que “la apertura de estas oficinas es un gesto de confianza del Popular en la recuperación del país”.

En tanto, el señor Francisco Ramírez, vicepresidente ejecutivo de Negocios Personales y Sucursales, señaló que con este nuevo modelo la entidad bancaria continúa respondiendo a las demandas de sus clientes y de la situación, que cada vez exigen una mayor digitalidad y un autoservicio más eficiente.
“Una vez más el Banco Popular asume el reto de evolucionar en tiempo real en beneficio de sus clientes y del país”, señaló.

Este modelo de oficinas híbridas, innovador en el país, sigue la tendencia internacional (Foto servida)

 

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here