El director de cine argentino Fernando ‘Pino’ Solanas ha muerto en París por el coronavirus.

El creador de la película El exilio de Gardel (1985), había sido nombrado el pasado mes de julio embajador de su país ante la Unesco. Y allí, en París, visitó al entonces embajador José Antonio Rodríguez.

Solanas, quien había estado exiliado en París cuando la dictadura militar argentina, regresaba ahora como embajador. «He venido a París con una edad perfecta para morir», le dijo al cantautor dominicano.

«Como Vallejo, embajador», le respondió José Antonio. «Moriré en París bajo aguacero, un día del cual tengo ya el recuerdo», le dijo de memoria. Después conversaron, y en otros encuentros se escucharon canciones y anécdotas.

Fernando ‘Pino’ Solanas tenía 84 años de edad. Era el autor de la letra del famoso tango Vuelvo al Sur, de Astor Piazzola, que grabara Mercedes Sosa y Roberto Goyeneche y Caetano Veloso y un largo etcétera.

Pino Solanas en su habitación de una clínica parisina (Fuente externa)

Había sido candidato a presidente por el Proyecto Sur. Y siendo diputado nacional en 1993, era el jefe de la bancada del Frente Amplio en el Congreso. Por entonces yo había sido invitado a un evento anual de poetas donde siempre invitaban un poeta extranjero y ese año le tocó a Alfonso Quiñones, así que visité por primera vez Argentina. Y dentro del programa me incluyeron un recibimiento por parte de Pino Solanas en el Congreso, quien además me ofreció un almuerzo.

Me impactó la sabiduría de este artista, y su humanismo. Recuerdo que conversamos sobre mis años de estudio en la Unión Soviética, hablamos de su película El exilio de Gardel (1985), de Sur (1988), y de su documental La hora de los hornos (1968), que tanto me había impactado. Antes me había parecido verlo en el Festival Internacional de Cine de Moscú. La última vez que lo vi y saludé, fue en el 2015 en el Festival de Cannes.

Ya acumulaba a su haber 14 documentales y 8 largos de ficción.

Con Pino Solanas se va uno de los referentes imprescindibles de la cultura latinoamericana.

Se fue como Vallejo, solo que el viernes no llovió en París.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here