Alicia Alonso, ovacionada (Fuente externa)

El delegado permanente de la República Dominicana ante la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) José Antonio Rodríguez, lamentó hoy el deceso de la legendaria bailarina clásica Alicia Alonso, a sus 98 años de edad.

“La icónica bailarina y coreógrafa de nacionalidad cubana deja un gran legado por sus meritorios aportes al arte”, expuso el representante dominicano ante la UNESCO.

A seguidas destacó, “con su partida se apaga una luz no solo en escenarios de Cuba, pues su pasión por la danza traspasó fronteras”, expuso el también cantautor.

El embajador dominicano ante ese órgano de las Naciones Unidas, dijo que, “esta Delegación se une a Cuba con un fraternal abrazo de solidaridad, la fenecida artista nos deja su obra, esa misma que, sin temor a equívocos prevalecerá para nuestras presentes y futuras generaciones amantes del buen arte”.

Alicia Alonso

Consagró su vida a la danza, con una sólida formación como bailarina y un estilo propio. Fundó hace 7 décadas junto a los hermanos Fernando y Alberto Alonso la escuela cubana de ballet y el Ballet Nacional de Cuba (BNC), el primero de su tipo en la isla y que este año fue declarado Patrimonio Nacional.

Calzó las zapatillas por última vez en un escenario para interpretar la pieza «Farfalla» en Italia, el 28 de noviembre de 1995, casi a los 75 años de edad.

Sin embargo, ha permanecido hasta la actualidad al frente del BNC y en la presidencia del Festival de Ballet, que cada dos años reúne a figuras internacionales de la danza en La Habana.

Alonso nunca dejó de asistir a esa cita hasta la edición del año pasado, debido a una indisposición temporal.

Esperamos tu comentario