Resultado de votación sobre la directiva de Copyright en el Parlamento Europeo (Fuente externa)

SD. Probablemente en par de años las cosas no serán iguales, principalmente a causa de los filtros de contenido que impondrán a todas las plataformas que permitan a sus usuarios subir archivos a la red, algo que ha sido considerado una derrota para los que se oponían a esta directiva por considerarlo un aumento de la censura.

El Parlamento Europeo aprobó este martes una nueva ley controvertida que podría cambiar fundamentalmente la forma en que los ciudadanos de la UE, los creadores de contenido y las plataformas en línea utilizan Internet.

La directiva de derechos de autor de la Unión Europea revisará la ley de derechos de autor en Europa, actualizando la legislación para la era de Internet; una gestión que lleva cinco años en proceso, y que finalmente se aprobó este martes con 348 votos a favor y 274 en contra en el Parlamento Europeo en Estrasburgo.

Los filtros automáticos de contenido, contenidos en un principio en el Artículo 13 de la directiva, han quedado finalmente ubicados en el Artículo 17 de la redacción final. Su misión será revisar todo lo que se sube a la red y bloquear los contenidos que den positivo por copyright. Y visto así puede ser positivo para los derecho habientes, aunque no lo es para la libertad de expresión, a la larga.

El proyecto tuvo gran oposición, tanto por los gigantes de los medios digitales como Facebook y YouTube, que temen que la nueva ley socave su modelo comercial, como de los usuarios comunes, que protestaron en cientos de miles de personas en Europa la semana pasada.

Logro para sociedades de recaudación

Pero las asociaciones que representan a los creadores de contenido (escritores, directores, actores y músicos), así como a muchas grandes compañías de medios tradicionales, apoyaron en gran medida la legislación y dijeron que proporcionará una compensación justa a los titulares de derechos de autor y ayudará a combatir la piratería en línea, según The Hollywood Reporter.

«La Unión Europea ha sentado las bases para un entorno digital mejor y más justo, en el que los creadores estarán en una posición más sólida para negociar tarifas de licencia justas cuando sus trabajos sean utilizados por grandes plataformas en línea», dijo Gadi Oron, director general de CISAC, una sociedad de recaudación de regalías que representa a unos 4 millones de creadores en todo el mundo. “Este es un logro muy importante no solo para Europa, sino para los millones de creadores que representa la CISAC en todo el mundo. Estamos agradecidos a todos aquellos en las instituciones europeas que han trabajado incansablemente en esta directiva y esperamos que sirva para que los países de fuera de la UE sigan el camino».

En una declaración conjunta, la Federación de Directores de Cine Europeos (FERA), la Federación de Guionistas de Europa (FSE) y la Sociedad de Autores de Audiovisuales (SAA) dieron la bienvenida a la votación, calificándola de «una batalla ganada durante mucho tiempo».

«Este importante primer paso hacia un modelo más equitativo y eficiente para la remuneración de los autores tendrá un impacto muy positivo en la cultura y la industria cinematográfica y televisiva de Europa», dijo el director ejecutivo de FSE, David Kavanagh. «Esperamos trabajar con colegas para hacer realidad las buenas intenciones de las instituciones europeas y expresar nuestra gratitud a todos los que han trabajado por este resultado».

Mientras tanto, según el periódico español ElDiario.es, YouTube había amenazado ya con cerrar su servicio a los ciudadanos europeos si los filtros salían adelante. Habrá que ver qué pasa. Un portavoz de Google ha expresado que el texto del proyecto «ha mejorado pero seguirá provocando inseguridades jurídicas y perjudicará a las economías creativas y digitales en Europa. Los detalles importan, y esperamos poder trabajar con los responsables políticos, editores, creadores y propietarios de derechos, a medida que los Estados miembros de la UE avanzan en la aplicación de estas nuevas normas».

Julia Reda, un miembro alemán del Parlamento Europeo, calificó la votación como un «día oscuro para la libertad de internet».

Dos de los aspectos más polémicos de la nueva legislación son el artículo 11, que exige que los sitios en línea paguen por el contenido de los medios que llevan a los usuarios a sus plataformas, el llamado «impuesto de enlace», y el artículo 13, que hace que las plataformas tecnológicas sean responsables del derecho de autor.

Aumenta la censura

Los críticos dicen que el artículo 13, que se centra en gran parte de las protestas públicas contra la legislación, dará lugar a filtros de carga, un software de bloqueo automático de contenido, y aumentará la censura en línea. El artículo 11 ha sido atacado por supuestamente favorecer a las compañías de medios establecidas y dificultar que los sitios independientes o sin fines de lucro compitan con los rivales de bolsillo.

En el debate público se pasa por alto en gran medida las disposiciones de la legislación que obligarán a las empresas de medios a ser más transparentes a la hora de informar y compartir los ingresos con los creadores de contenido. El artículo 14 exige que las empresas proporcionen, al menos una vez al año, una relación completa de los ingresos generados por el material protegido por derechos de autor y la nueva enumeración debida a los creadores. El artículo 15 les otorga a los creadores el derecho a reclamar una “remuneración adicional, apropiada y justa” si su trabajo genera más ingresos de los esperados, por lo que no se los recorta de los beneficios mediante contratos basados ​​en proyecciones más bajas.

La legislación es ahora ley en toda la Unión Europea. Cada país tiene dos años para adoptar la directiva y existe una flexibilidad considerable en la forma en que se implementará la ley en los diferentes países de la UE. Este enfoque local es donde los cabilderos, activistas e intereses comerciales ahora centrarán sus esfuerzos, mientras intentan obtener la interpretación más ventajosa de la directiva de la UE.

Las fuerzas de ambos lados del debate han estado luchando furiosamente por esta ley durante cinco años, pero el verdadero trabajo apenas ha comenzado.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here