Haciendo tortillas de maíz (Fuente externa)

La palabra tortillera según el Diccionario de la RAE, es una palabra despectiva y vulgar que significa lesbiana, entre otras acepciones. Además de esa palabra, se utilizan otras como machango a la mujer corpulenta o con acciones parecidas al hombre, y también marimacho (De Mari, apócope de María, y macho; como lo es la palabra marica, afeminado que también es un diminutivo del mismo nombre y mariquita que deriva de marica.

El vocablo es castellano en todos sus conceptos. En la ficha número veintiocho del Diccionario de la RAE, aparece en 1551 la palabra virago, por un tal Sedeño, que en su escrito se refería… carne de mi carne; esto será llamado virago porque fue tomada del varón… y después Francisco de Quevedo, usó la palabra “virago”, “varonil matrona”… y el Diccionario de la RAE la recoge del lat. virāgo, -ĭnis. Mujer varonil.

Creemos que cuando los treinta y nueve peninsulares quedaron en el Fuerte de Navidad, en La Española, Colón había dejado entre ellos a Pedro Gutiérrez, repostero de estrado del rey Fernando II de Aragón, y que fue ese hombre y no otro, “el que a falta de pan cazabe”, porque este señor sí sabía cocinar y no que los tainos, o “mayas precolombinos” hubieran sido los “creadores del cazabe y la tortilla de maíz” respectivamente, porque sino al Almirante, lo primero que le hubiera llamado la atención, eran las indias cocinando en utensilios domésticos y nada de eso sucedió ni quedó escrito en el Diario de navegación.

También creemos que cuando a estos castellanos se les acabaron los bizcochos, las galletas sin levadura o no tenían pan ni vino ni carne muchas veces; y dieron el primer nombre al que a imitación del de Europa enseñaron a hacer a los indios con yuca rallada, quitando a ésta su zumo nocivo; o al que amasaban con maíz. El primero se llamó después casabe; y el segundo tortilla, que aún prevalece en Méjico, y que no tiene nada que hacer con las verdaderas tortillas castellanas, hechas con huevo 1.

En la Habana esa tortilla de maíz, data en acta del cabildo, de 18 de enero de 1557… que muchas negras y otras personas andan por las calles vendiendo longanizas y buñuelos y maíz molido, sin postura de diputado y en lo que venden no se les ha puesto precio, de cuya causa se recibe perjuicio, y asimismo venden pasteles y tortillas de maíz y de catibías 2.

Y en Cabildo de 23 de septiembre de 1588, consta que la Villa había sufrido un fuerte huracán y se trató lo siguiente entre otras cosas, que las tortillas de maíz se vendían, en octubre, a razón de diez onzas cada una, y así se mandó en Cabildo de 1. ° que se vendiese a tres por un real, y que cuando se diesen dos, tuvieran quince onzas 3.

Precisamente aún cuando se le daba el nombre de cangrejo al barrio del Ángel, en la Habana y la gente de pueblo en la procesión que la víspera de San Rafael, se celebraba en el mes de octubre, llevaba delante una farola en que se veía pintado un cangrejo. El origen de las tortillas, no es otro que, aprovechándose de la concurrencia, la gente pobre que habitaba en el barrio hacía y vendía esas tortillas, que quedaron con el nombre de San Rafael, patrono de la Iglesia 4.

Pero es, según la ficha número ocho, del Diccionario de la RAE, donde en 1838, aparece en el Diccionario aragonés la palabra tortillera, significando tribadismo, de tribada e –ismo. m. poét. lesbianismo. No haciendo alusión al tipo de tortilla, si era de maíz o de huevo.

Relacionado con esto, lo que sí tenemos recogido en la obra El Monte de Lydia Cabrera, es el siguiente comentario, abundan también las lesbias en Ocha —alacuattá—, que antaño tenía por patrón a Inlé, el médico Kukufago, San Rafael, «santo muy fuerte y misterioso», y a cuya fiesta tradicional en la Loma del Ángel, en los días de la colonia, al decir de los viejos, todas acudían. Invertidos —Addóddis, Obini-Toyo, Obini-Ñaña o Erón Kibá, Wassicúndi o Diánkune, como les llaman los abakuás o ñáñigos—, y alacuattás y oremi, se daban cita en el Barrio del Ángel el 24 de octubre. Hasta se menciona una supuesta sociedad religiosa de alacuattás 5.

Estos sucesos ocurrieron alrededor de 1887, precisamente en los momentos en que se proclamaba la abolición de la esclavitud en Cuba.

Ya para 1921, en el Vocabulario Cubano, de Constantino Suárez (Españolito) se recogía la palabra Tortilla. Común f. — muy vulg. —Placer sexual entre dos mujeres. Y Tortillera. Común. f. — muy vulg. — Dícese a la mujer que tiene el vicio indicado en tortilla (2da acep.).

Todavía en Cuba para ofender a una mujer, es muy popular el palmeo de manos girando las muñecas, a modo de como las tortilleras elaboraban manualmente las tortillas de maíz para adelgazar una pequeña bola de masa, como en los días del Arcángel.

Bibliografía.

1. De Armas, Juan Ignacio. Orígenes del lenguaje criollo. Habana, 1882. Pág. 36.

2. El curioso americano. No. 7 Habana. Marzo 1o de 1893 Año I. Pág. 64.

3. De la Torre, José María. Lo que fuimos y lo que somos o la Habana antigua y moderna. Pág. 164.

4. De la Torre, José María. Lo que fuimos y lo que somos o la Habana antigua y moderna. Pág. 48.

5. Cabrera, Lydia. El Monte. Pág. 71

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here