Fotograma de Lo que el viento se llevó (Captura de pantalla)

Nota Clave se hace eco, con su permiso, de este artículo de opinión publicado por el colega Samir Saba

Uno de los grandes clásicos del cine ha salido perjudicado de la lucha contra el racismo que se libra en Estados Unidos tras el asesinato -por parte de un policía blanco- del ciudadano afroamericano George Floyd.

A primeras horas de la mañana de este miércoles, HBO Max anunció el retiro de su catálogo de “Lo que el viento se llevó” por “ofrecer una visión idealizada de la esclavitud y perpetuar estereotipos racistas”.

La medida sorprende tratándose de una cinta que data de 1939 (es decir, de hace 81 años), época en la que imperaba el clasismo.

El aluvión de críticas que generó la decisión motivó a la plataforma de ‘streaming’ a informar horas más tarde que la exclusión será temporal, pues la reintegrarán con una explicación sobre el racismo.

Entiendo que haya causas importantes que abrazar. Aplaudo a todo aquel que genuinamente se sienta movido a protestar por lo que considere discriminatorio. Pero, tampoco podemos permitir que las mociones se vean eclipsadas por las emociones hasta echar por tierra el sentido de la lógica.

¿Por qué una obra de arte tiene que ser políticamente correcta? Eso, además de censura, es prejuicio.

¿Debe pesar más el mensaje de la propuesta que su valor de producción? Una cosa no tiene por qué contraponerse con la otra.

¿Que se presente una determinada situación supone también su validación? No necesariamente. Aunque pudiera darse el caso, cada uno es distinto. En ocasiones, solo buscan aportar contexto a una historia. En otras, hacerla visible, incluso a modo de denuncia.

El problema es que, de un tiempo a esta parte, hay quienes quieren atar de manos a los artistas, sometiéndolos a pagar viejas deudas de grupos marginados. Pretenden limitar la libertad creativa para que no les aludan, así tengan que desconocer su propia historia.

Pero, cuando se persigue justicia, hay que garantizar justicia, y tales exigencias distan mucho de ese concepto.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here