La Diva del Buenavista Social Club y una de las intérpretes más conocidas de todos los tiempos de Cuba cumple este jueves 90 años de edad.

Así anunció su cumpleaños, con un dibujo animado que recorre a grades rasgos su vida musical, de apenas 38 segundos.

Omara -como la conocen los cubanos- se dio a conocer dentro del Cuarteto Las D’Aida, una mítica agrupación vocal dirigida por Aida Diestro de donde salieron también legendarias intérpretes como Elena Bourke y Moraima Secada.

Nacida en La Habana el 29 de octubre de 1930, se dio a conocer como bailarina de Tropicana, el más famoso cabaret cubano, del cual formó parte de manera accidental pues su hermana Haydeé lo era y en una ocasión se había accidentado una bailarina y ella que se sabía todos los pasos, entró a suplir. Pero era muy tímida y le avergonzaba enseñar las piernas.

Omara Portuondo es una de las pioneras del filin o feeling, un tipo de bolero que nació en el Callejón de Hammel, en La Habana, en una peña que se realizaba en casa de Angel Díaz, a la cual asistían compositores jóvenes como José Antonio Mendez, César Portillo de la Luz, Niño Rivera, Rosendo Ruiz Quevedo, Ñico Rojas y claro que el propio Angelito Diaz (autor de Rosa mustia) y su padre el trovador Tirso Díaz, entre otros, bajo la influencia jazzística del pianista Frank Emilio Flynn. Se hacían llamar Loquibambia Swing. Y en realidad, sin saberlo, era un laboratorio donde se cocinaba una variante del bolero que iba a trascender a México y Puerto Rico y donde el modo de tocar la guitarra y los arreglos jazzísticos, los contratiempos en el canto entre otros elementos conformarían un nuevo lenguaje melódico y rítmico.

Dicen que cuando debutó en la radio, Omara fue anunciada como Omara Brown La Novia del Filin. El Brown enseguida fue desechado. Lo demás quedó. Su primer disco en solitario fue Magia negra (1959), aunque ya había formado parte del Cuarteto de Orlando De la Rosa y desde 1952 se unió al Cuarteto Las D’Aida hasta 1967, donde alcanzó la popularidad, tanto que junto a sus compañeras y amigas Elena Burke y Moraima Secada conformaron en los años 80 un legendario show en el cabaret Caribe (que ya no existe) del Hotel Habana Libre el show Amigas, de donde salió hasta un video, al calor de una canción escrita para ellos por el compositor Alberto Vera.

El paso de Omara Portuondo por Las D’Aida fue una verdadera escuela, ya que fue el primer cuarteto cubano que cantó a cuatro voces, con un tratamiento vocal y armónico diferente y muy avanzado. De ahí el perfeccionamiento de su voz que se ha caracterizado por un registro seguro desde las notas graves a las más agudas y por un trémolo en su timbre como una marca de agua que la caracteriza, con facilidad para el rubateo y una destreza natural para transmitir sentimientos.

Acumula además de un Grammy Latino al Mejor Álbum de Música Tropical por Gracias, en el 2009, un Grammy Latino a la Excelencia Musical, otorgado por la Academia  Latina de Grabaciones, así como más de 30 discos en solitario y decenas con diferentes agrupaciones y formatos. Este año publicó su álbum Mariposas.

El miércoles la Novia del Filin celebró la llegada de su cumpleaños con un concierto que fue transmitido por su cuenta de Facebook desde el Teatro Sauto de Matanzas, construido en 1863 y una joya arquitectónica de a llamada Atenas de Cuba.

Su más reciente video de hace un mes es este, donde interpreta Rabo de nube, de Silvio Rodríguez y donde demuestra, una vez más, su calidad vocal a los 90 años.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here