SIDNEY, AUSTRALIA. Olivia Newton-John, una de las cantantes y actrices más admiradas de las décadas de los años 70, 80, desmintió rumores sobre su muerte inminente ante el tercer cáncer que le diagnostican. Algo así como “los muertos que Uds matan, gozan de buena salud”, traducción al español de la frase original de la comedia francesa Le Menteur (El Mentiroso), de Pierre Corneille dada a conocer en 1644.

Olivia Newton-John fue el amor platónico de miles de adolescentes de la época, desde que apareció en aquella película -“Grease”, que acaba de cumplir el año pasado nada más que 40 años- con John Travolta, y colocó por aquellas décadas varios hits a nivel mundial como Physical, Xanadu, You are the one that I want, A Little more love, Honestly love you, y Long live love, con la cual debutó y quedó cuarta en el festival de Eurovisión en 1970, representando a Reino Unido.

“Los rumores sobre mi muerte han sido muy exagerados”, dijo Newton-John, parafraseando con humor al escritor Mark Twain, en un videomensaje publicado en su cuenta de Twitter en el que aprovechó para felicitar el Año Nuevo. “Estoy genial”, afirmó.

En mayo del 2018, la artista que ya cuenta con 70 años de edad, reveló que le habían diagnosticado por tercera ocasión en su vida (antes en 1992 y 2015) un cáncer, esta vez de mama con metástasis en el hueso sacro.

La intérprete creó tras superar la enfermedad en 1992 un centro de tratamiento del cáncer que lleva su nombre en Melbourne (Australia). En este centro sanitario, combinan el tratamiento físico con el de la autoayuda interior y los pacientes pueden practicar disciplinas como el yoga o el tai-chi.

En su carrera musical ha vendido más de cien millones de álbumes, ha ganado varios premios y ocupa el puesto 20 de la lista Billboard de los mejores artistas de todos los tiempos.

Esperamos tu comentario