SpaceX en la torre de lanzamiento del cohete Starship (Fuente externa)

Elon Musk, compartió el pasado miércoles en Twitter, sus ideas de cómo podría hacer que el cohete superpesado Super Heavy, desarrollado para servir de refuerzo a la nave Starship, pueda ser ‘atrapado’.

«Intentaremos atrapar al Super Heavy con el brazo de la torre de lanzamiento, usando las aletas de rejilla para tomar la carga», escribió el empresario.

En respuesta a un usuario indicó que el propulsor no tendría patas de aterrizaje: «Las patas ciertamente funcionarían, pero la mejor parte es ninguna parte, y el mejor paso es ningún paso», escribió Musk. Explicó que tal configuración «ahorra masa y el coste de las patas y permite el reposicionamiento inmediato del refuerzo en el soporte de lanzamiento», permitiendo que el propulsor esté «listo para volar de nuevo en menos de una hora».

Musk dio a conocer su idea tres semanas después de que explotara durante un intento de aterrizaje un prototipo de la Starship. Según el propio jefe de SpaceX, el incidente fue provocado por una baja presión del tanque de combustible, que causó una velocidad de aterrizaje demasiado alta.

SpaceX desarrolla la Starship para volar a Marte, en la cual espera poder trasladar cargas de más de 100 toneladas y 100 pasajeros a la vez.

De manera que el vehículo será reutilizable, lo que permitirá abaratar el costo de los vuelos espaciales, y también planea ser usado para misiones a la Luna a partir del 2022, así como para vuelos de punto a punto alrededor de la Tierra.

A inicios de diciembre, Musk aseguró que su cohete podrá alcanzar el planeta rojo «dentro de 6 años».

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here