Represión, los esbirros mandan (Fuente externa)

Esta ha sido una semana de pruebas, para mí. Ver a mi pueblo reprimido y encarcelado, con la angustia, la rabia y la impotencia que conlleva la distancia, ha removido un sedimento de bilis en mi corazón.

Aún así, quieto resaltar, a manera de exorcismo, lo que me ha salvado, por aquello que repetía mi abuelita: vista hace fe:

Mi hermana, La Maga y La Pato, un trinomio al que puedo acudir después de tres copas o tres sanciones del corazón; no sería yo sin sus risas, sus querellas internas, sus ironías desde los ovarios.

Patria y Vida (Fuente externa)

Los amigos de siempre, que me centran la brújula del carácter con sus comentarios: nadie ha cambiado tanto.

Los amigos nuevos, con los cuales comparto el astrolabio de la vida; quién sabe en cuál esquina nos darán tres puñaladas.

Y por último, mi amado mierdómetro, tan usado y tan capaz, que me permite aún reconocer a un hombre de Maisinicú y anunciarlo, aunque sea bajo el signo de Cassandra: mi locura no disminuye tu canallada.

A todos, gracias. Que nos amanezca una mejor Cuba, hoy.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here