SD. Nicolas Cage (un Oscar por Living Las Vegas, 1995) es un actor incansable que tuvo sus años en la cima de la popularidad a fines de los 90. Sin embargo, ahora mismo está envuelto en siete proyectos cinematográficos, de ellos cinco son protagónicos. Y parece que se ha cansado y quiere dedicarse a dirigir.

Cage, cuyo nombre real es Nicolas Kim Coppola y es nieto del gran director musical Carmine Coppola y sobrino de Francis Ford Coppola, acaba de poner fecha al punto de giro en su vida para dedicarse exclusivamente a la dirección, algo que lo seduce.

Nicolas Cage ha dicho que dentro de cuatro años se centrará exclusivamente en la dirección, algo que ha mostrado solo una vez, en el 2002, cuando estrenó la película Sonny con James Franco y que no tuvo el recibimiento que él hubiese deseado.

“En términos de producción y dirección, estoy volviendo a la producción. Mi compañía, Saturn Films, está involucrada en todas las películas que estoy haciendo ahora. Dirigir es algo que planeo hacer más adelante, porque ahora mismo soy principalmente un actor de cine. Continuaré haciéndolo durante tres o cuatro años más y luego me concentraré más en dirigir”, reveló para The Blast.

Por estos días tiene entre manos el filme de terror Mandy, bien recibido en el último Sundance y que pasará en Cannes y cuya fecha de estreno en los cines comerciales será el 8 de junio.

Sus mejores actuaciones, según El País, de España, han sido en los filmes Hechizo de luna (1987), junto a Cher; Cara a cara (1987), con John Travolta; Peggy Sue se casó (1986) con Kathleen Turner; El señor de la guerra (2005); Kick-Ass (2010); Corazón salvaje (1990); Con air (1997); Leaving Las Vegas (1995); La roca (1996) y Adaptation. El ladrón de orquídeas (2002), con Meryl Streep y considerada como la mejor actuación mejor realizada por Nicolas Cage y probablemente la película más original del siglo XXI.
Esperamos tu comentario

Notas de las mejores agencias de noticias internacionales.