Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo (Fuente externa)

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, consideró el miércoles que Nicaragua va rumbo a “la peor elección posible” debido a la falta de garantías para celebrar un proceso libre, justo y transparente.

Durante la reunión del Consejo Permanente de la OEA, donde se abordó la situación de Nicaragua, el secretario del organismo panamericano reconoció que “el país sigue inmerso en una grave situación de falta de democracia, violaciones de los derechos humanos, desinstitucionalización y crisis social, agravada por las consecuencias de la emergencia sanitaria del Covid-19”.

Almagro, quien fuera canciller en el gobierno de José Mujica, reiteró su preocupación por el nombramiento de diez nuevos magistrados del Consejo Supremo Electoral (CSE), la mayoría de ellos sandinistas y quienes se encargarán de supervisar los comicios del 7 de noviembre, en los que el presidente, Daniel Ortega, busca su tercera reelección consecutiva.

«Detrás de esas iniciativas -dijo Almagro- existe un claro intento de consolidar el control total del proceso electoral mediante la supresión, limitación y restricción de voces disidentes», declaró, en referencia a las reformas electorales aprobadas recientemente por la Asamblea Nacional de Nicaragua, de mayoría oficialista.

(Fuente externa)

Entre las reformas hay obstáculos que impiden la presentación de candidatos contrarios a Ortega y anula la observación electoral para dar paso a la figura limitada del «acompañamiento».

Según Almagro, esas reformas «alejan aún más la posibilidad de contar con procesos transparentes, participativos y equitativos». «Es como que Nicaragua se encamina a tener la peor elección posible», subrayó el uruguayo.

Por otra parte el miércoles se fueron al piso las esperanzas de una gran alianza electoral opositora en Nicaragua de cara a los comicios del 7 de noviembre, cuando los dos grandes bloques adversos al gobierno sandinista de Daniel Ortega no alcanzaron un acuerdo de unidad.

Tras varios días de intensas negociaciones, uno de los bloques, el partido Ciudadanos por la Libertad (CxL), inscribió finalmente ante el Consejo Supremo Electoral (CSE) su alianza electoral con el PAMUC, un partido minoritario de la Costa Caribe.

“Ahora estamos frente a una elección a tres bandas: el Frente Sandinista (en el poder) y dos grandes opciones opositoras”, dijo a The Associated Press el analista político Eliseo Núñez al considerar que el fracaso de la negociación “coloca a Ortega con mejor oportunidad para ganar” la contienda y reelegirse por tercera vez. Añadió que durante el proceso electoral uno de los dos bloques podría colapsar y endosarse al otro, lo que podría aumentar el caudal de votos para la oposición, aunque aclaró que el panorama aún es incierto.

Desde febrero de 2017, la OEA ha expresado su voluntad de colaborar con el Gobierno de Nicaragua para llevar a cabo reformas electorales que hagan que el sistema político sea más libre y democrático, y denunció el incumplimiento por parte del Ejecutivo de Ortega de acuerdos alcanzados en el pasado.

Al comienzo de la sesión, el embajador de Nicaragua ante la OEA, Luis Alvarado, expresó su rechazo a que se trate en un foro internacional el proceso electoral de su país, que considera un asunto interno. «Ningún Estado o grupo de Estados tiene derecho a intervenir directa o indirectamente y sea cual fuere el motivo en los asuntos internos de cualquier otro», denunció.

Del país centroamericano ha tenido que emigrar a la fuerza demasiadas personalidades de la cultura, entre ellos Carlos Mejía Godoy, el gran cantor, quien en febrero pasado llamó la atención a la manipulación del gobierno para robarle su creación. Dice el autor de canciones emblemáticas de la Revolución Sandinista que derrocó a Anastasio Somoza en 1979, que rechaza el proyecto de ley «que declara la bandera, el himno, el sello, las canciones, los documentos escritos, gráficos y audiovisuales del Ejército Defensor de la Soberanía Nacional EDSN, como Patrimonio Inmaterial de la Nación», por considerarla confiscatoria de su obra musical.

Algo que parece salido de los manuales de Corea del Norte.

Opositores de Nicaragua no logran la unidad

 

(Fuente externa)

La Comisión de Buena Voluntad de Nicaragua, compuesta por dos veteranos políticos opositores y el exlanzador de la Liga Mayor de Béisbol Dennis Martínez, urgió el martes por una «unidad sin demoras» a los dos principales bloques disidentes, de cara a las elecciones generales de noviembre próximo.

«Junto a la ciudadanía, la Comisión de Buena Voluntad está pendiente del accidentado proceso de negociación entre los bloques opositores (Alianza Ciudadana y Coalición Nacional) para lograr la tan ansiada unidad que derrote la dictadura que sufre Nicaragua», señaló la Comisión de Buena Voluntad en una declaración. Ambos bloques tienen hasta hoy para solicitar ante el Consejo Supremo Electoral (CSE), controlado por los sandinistas, el registro de constitución de alianzas de partidos políticos, y si no logran la unidad, participarán por separado.

La comisión dijo que conoce las propuestas de agenda y puntos a negociar, así como los argumentos o respuestas con los cuales se rechazan dentro de la negociación entre los partidos Ciudadanos por la Libertad (CxL) y Partido de Restauración Democrática (PRD), en representación de la Alianza Ciudadana y de la Coalición Nacional, respectivamente.

«El régimen ha trabajado para dividirnos. Que renunciemos a la oportunidad que tenemos en noviembre. No nos sumemos al discurso de la derrota. Unidad no es utilizar el chantaje o la imposición», ha dicho José Adán Aguerri, expresidente de la gremial empresarial y miembro de la Alianza Ciudadana, uno de los bloques opositores.

Por su parte, el gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) y los partidos aliados se inscribieron este miércoles en coalición ante el Consejo Supremo Electoral (CSE). «Vengo ante ustedes a presentar la alianza electoral alianza partido FSLN, conocida como Alianza Unida Nicaragua Triunfa», dijo el representante legal del partido sandinista, el diputado Edwin Castro.

La Alianza Unida Nicaragua Triunfa está conformada por el FSLN, Partido Liberal Nacionalista, Partido Unidad Cristiana, Alternativa por el Cambio y otras cinco colectividades.

Las fechas

El Consejo Supremo Electoral, controlado por el oficialismo, publicó en el Diario Oficial La Gaceta el calendario electoral que rige esos comicios. Los árbitros electorales fijaron el pasado 12 de mayo como fecha tope para la solicitud de registro de constitución de alianzas de partidos políticos, las cuales serán autorizadas por el CSE a más tardar dos días después.

La verificación del padrón electoral de los ciudadanos mayores de 16 años, edad mínima para votar, será el 24 y el 25 de julio. Luego, el 9 de agosto se publicarán los padrones electorales, fijándolos en los centros de votación, y se entregará una copia digital a los partidos o alianzas de partidos políticos participantes.

Entre el 28 de julio y el 2 de agosto será la presentación y registro provisional de candidatos a presidente y vicepresidente de la República, diputados ante la Asamblea Nacional (nacionales y departamentales) y diputados ante el Parlacen.

Las elecciones de Nicaragua en noviembre serán las primeras que celebra el país después de la ola de manifestaciones de 2018, que comenzaron por unas reformas en el seguro social y desembocaron en protestas contra el Gobierno con cientos de muertos, presos y desaparecidos, además de miles de nicaragüenses en el exilio.

El presidente Ortega, quien lleva casi 15 años en el poder, tras ganar las elecciones en 2007 y reelegirse en 2011 y 2016, gobernó por primera vez en la década de 1980, después de que los sandinistas derrocaron al dictador Anastasio Somoza en 1979. Con 75 años a cuestas, convertido en el Zomoza que él mismo combatió, busca un quinto mandato pese a que enfrenta una grave crisis política desde las protestas que estallaron en abril de 2018 y que las fuerzas del gobierno sofocaron violentamente en las calles.

Sobre la conciencia de Daniel Ortega cuelgan al menos tres denuncias de violaciones a niñas. Estos casos de pederastia han sido debidamente documentados.

(Fuente externa)

En reiteradas ocasiones su propia hijastra Zoilamérica Narváez Murillo, afirma que los abusos sexuales contra ella comenzaron cuando tenía 11 años. Sin embargo, una jueza que conoció la causa, la desestimó bajo alegato de prescripción. Esa magistrada es hoy miembro de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), un poder del Estado que permanece controlado por el sandinismo.

Elvia Junieth Flores Castillo es otraa joven que presuntamente fue seducida por Daniel Ortega cuando esta tenía 15 años y quien dio a luz una niña que no fue reconocida por el mandatario, sino inscrita como hija de Néstor Moncada Lau, el secretario privado de Ortega, de acuerdo con declaraciones de la familia de la víctima.

En el caso de Elvia Junieth, los asistentes de Ortega, Marcos Martínez y Federico “Pitin”  Lacayo, se encargaban de trasladar a la menor desde Ocotal, en el norte del país, hacia la capital, Managua. Martínez se encargaba de hacer depósitos en las cuentas bancarias de los familiares de la víctima.

El hermano mayor de Elvia Junieth, Santos Sebastián Flores Castillo, permanece en la cárcel, acusado de violación tras hacer la denuncia del abuso sexual de que fue víctima su hermana a manos del “comandante”.

Otro caso más de abuso ocurrió contra la menor, identificada como Patricia Jeannette Ortega Prado, quien tenía 12 años en 2006. Sin embargo, las autoridades no dieron protección a la niña, ni adoptaron ninguna medida contra el supuesto agresor, debido a la cercanía de la fecha de las elecciones, que ganó Ortega con el 38 por ciento de los votos.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here