(Fuente externa)

Netflix había anunciado en el 2019 que estaba haciendo pruebas con una nueva función que iba a permitir ralentizar o acelerar la reproducción de vídeos en la aplicación, una herramienta que no tenía fecha de «salida» pero que se quedó latente. Ahora, la compañía ha dado a conocer que esta posibilidad llegará en algún momento de 2020 a la aplicación de manera oficial. La noticia enseguida hizo poner el grito en el cielo a los cineastas.

La función podría cambiar la forma en la que se ven los contenidos de Netflix y de inmediato ha provocado la polémica: muchos creadores de contenido de la industria, directores y guionistas entre ellos, se han opuesto al considerarlo una forma de «desvirtuar la obra». Desde Netflix respaldan la función alegando que los usuarios valorarán la flexibilidad que proporciona, pudiendo ver las escenas preferidas ralentizadas o permitiendo leer los subtítulos con más calma. La compañía también se ha parapetado detrás de las ventajas que podría tener esta función para ciegos y sordos, alegando que las asociaciones estadounidenses de estos colectivos han visto la herramienta de forma positiva.

Keela Robison, vicepresidenta de innovación de producto de la compañía dijo a The Verge que «Lo más importante de todo es que nuestras pruebas muestran que los consumidores valoran la flexibilidad que proporciona, ya sea al volver a mirar su escena favorita o ralentizar las cosas porque están viendo subtítulos o tienen dificultades auditivas».

La actualización, junto con los subtítulos se mostraría la posibilidad de ralentizar o acelerar la serie o película que estemos viendo. Las velocidades más lentas irán hasta 0,5x y las más rápidas, hasta 1,5x. De esta forma, se podrá elegir entre un total de cinco velocidades: 0,5x, 0,75x, 1x, 1,25x y 1,5x. Esta función se podrá utilizar tanto para streaming como para el contenido descargado en el dispositivo que se utilice y se podrá cambiar en cualquier momento de la reproducción (lo que facilitará ver ciertas escenas con más calma y otras de forma normal).

Al cambiar la velocidad de reproducción se cambian también los subtítulos, permitiendo más tiempo para leerlos. Es una función útil para personas con problemas auditivos o de lectura.

Se suponía que este lunes 3 de agosto comenzaría el despliegue de esta función de manera oficial, pero será un despliegue paulatino (no se sabe cuándo llegará a cada país ni dispositivo, por tanto). Sí se sabe que primero llegará a Android y posteriormente a iOS.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here