El último vuelo del Atlantis, en el 2011 (Foto: cortesía de Reuter)

Quizás cuando usted despierte, ya la noticia sea que ha despegado.

Pero, la nave reutilizable CST-100 Starliner de la compañía Boeing iniciará este viernes su primer vuelo de prueba no tripulado con destino a la Estación Espacial Internacional (EEI) como parte de la preparación para el restablecimiento de los vuelos espaciales tripulados de la NASA, que durante años ha tenido que depender de los muy caros boletos vendidos por la agencia espacial rusa a través de los muy confiables vehículos Soyuz, de larga data.

Si las condiciones meteorológicas lo permiten, la CST-100 Starliner, que lleva carga para la EEI, despegará a las 6.36 horas locales (11.36 GMT) del 20 de diciembre desde la base aérea de Cabo Cañaveral, en Florida, a bordo de un cohete Atlas V de la United Launch Alliance (ULA).

El 8 de julio del 2011 el transbordador Atlantis despegó en su último vuelo a la Estación Espacial Internacional, poniendo fin a un proyecto de 30 años de desarrollo científico técnico de los Estados Unidos, punto en el cual ese país se retiró de la carrera espacial, una competencia que ganó Rusia, resultado de la Guerra Fría.

«El transbordador va a ser siempre un reflejo de lo que una gran nación puede hacer cuando se atreve a mirar hacia delante. Hoy no estamos poniendo fin a un viaje, estamos completando un capítulo de un viaje que no acabará nunca», había dicho el comandante del último Atlantis, Christopher Ferguson, minutos antes de partir al cosmos.

El vuelo que hoy inicia la nave reutilizable CST-100 Starliner de la compañía Boeing, puede significar el reinicio de los vuelos tripulados directamente desde Estados Unidos, de la carrera espacial y de un nuevo capítulo en el desarrollo científico técnico.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here