Ha muerto a cinco días de cumplir 83 años de edad, el guionista Mardik Martin, amigo y colaborador de Martin Scorsese y responsable de los guiones de Toro salvaje y Malas calles. Su deceso ocurrió en Los Ángeles el miércoles 11 de septiembre y se desconocen las causas de su fallecimiento.

Sobre él ha dicho ayer mismo Howard A. Rodman, antiguo presidente del Sindicato de Guionistas de Estados Unidos: «Decir que Mardik era único en su especie es una forma salvaje de infravalorarlo. Nadie será capaz nunca de estar en esos zapatos».

Hijo de armenios ricos que huyeron del genocidio contra ese pueblo practicado por los turcos, Martin -seguramente Martinian- nació en Irán, el 16 de septiembre de 1936, pero fue criado en Irak, de donde huyó a Nueva York adonde llegó sin un centavo. Martin tuvo que lavar los platos para pagar su ingreso a la Universidad de Nueva York, donde conoció a su compañero estudiante Martin Scorsese en 1961.

Desde 1964 comenzó a trabajar con el director en sus primeros proyectos, como el corto de 1964 It’s not just you, Murray!; Mean Streets, etc.

Martin también compartió créditos de escritura en las películas de Scorsese, New York, New York, con Liza Minelli y Robert de Niro, y Raging Bull.

Ya en Hollywood, Madik Martin trabajó para la compañía Chartoff-Winkler Productions, donde escribió el guión de Valentino, de Ken Russell. Escribió el tratamiento del documental de Scorcese American Boy: A Profile of: Steven Prince, así como de El último vals, el documental de Scorsese de 1978 sobre el último concierto de The Band.

Martin fue nominado al Globo de Oro tras pasar más de un año documentándose sobre el boxeador Jake LaMotta, el protagonista de Toro salvaje, y escribir el guión de la película junto a Paul Schrader.

Martin pasó un período complicado en su vida por la adicción a la cocaína, por lo que se vio imposibilitado de trabajar en varios guiones, hasta que pudo superarlo y entonces se convirtió en profesor de escritura en la Universidad de Nueva York.

Su último trabajo como guionista fue en The Cut, de Fatih Akin de 2014, que compitió por el León de oro en Venecia en el 2014 y que de algún modo reivindica el tema del muy cómodamente acallado genocidio de los turcos, desde tiempos del Imperio otomano hasta principios del siglo XX, contra el pueblo armenio.

La vida de Mardik Martin fue llevada a la pantalla en el documental Mardik: Baghdad to Hollywood, estrenado en 2008.

Esperamos tu comentario